Fisher-Price presenta “Seamos siempre niños”, una nueva forma de entender el mundo

Fisher-Price, marca líder de juguetes para bebés, ha lanzado su nueva campaña de marketing 360º, “Seamos siempre niños, de la mano de sus agencias M&CSaatchi y UM. Este nuevo concepto invita a ver el mundo desde los ojos de un niño, llenos de optimismo y humor, a la vez que nos anima a volver a la infancia y redescubrir el placer de jugar.

La campaña se lanzó ayer en España a través de una estrategia que abarca el entorno digital, con acciones en redes sociales, apoyada por influencers, así como una acción de street marketing, que incluye una presencia disruptiva en las calles de Málaga a través de una intervención en paradas de autobuses y marquesinas.

Fisher-Price ha decidido hacer realidad el mundo de los niños, convirtiendo lugares cotidianos en otros llenos de fantasía. Ha contado con la agencia creativa M&CSaatchi para acercar el espíritu “Seamos siempre niños” a las calles, una acción ejecutada por UM, agencia de medios del grupo IPG Mediabrands. La campaña busca recordar las innumerables horas que, siendo niños, todos hemos pasado en los columpios del parque o el aburrido tiempo de espera en la parada del autobús. 

Partiendo de esas situaciones habituales, las agencias han desarrollado una acción de street marketing en el centro de la ciudad de Málaga, donde se han intervenido las tradicionales paradas para convertirlas en el lugar que los niños hubieran deseado que fuera. Es una manera diferente de sorprender a las personas que se topen con dichas paradas y marquesinas, invitándoles a que compartan estos momentos en RRSS. Como parte del juego, cada marquesina cuenta con un mensaje en el que se incluye el famoso y mediático tobogán de Estepona.

Además, la campaña incluye presencia en exterior con creatividades que pretenden reflejar las grandes preocupaciones de un adulto resueltas desde el punto de vista de un niño. Inquietudes de “mayores”, como el cúmulo de trabajo o las posibilidades de ascenso laboral, o situaciones propias de “adultos”, como la rutina del gimnasio o el recuerdo de momentos vividos con una antigua pareja, que proponen solucionar con simples juegos de la infancia.

En palabras de Andrés Martínez, Director Creativo Ejecutivo de M&C Saatchi, “Gracias a Fisher-Price, nos hemos permitido recordar momentos de nuestra niñez. Es un auténtico placer poder trabajar con una marca tan bonita, que nos ha permitido jugar y divertirnos a través de la creatividad. Lo hemos pasado estupendamente dando vida a esta campaña”.

Según Alfonso García-Valenzuela, Chief Innovation Officer de IPG Mediabrands, “muchas veces, sólo con mirar los soportes publicitarios con los ojos de un niño, se abren infinitas posibilidades. El límite de la innovación en los medios es la imaginación. Y este caso es un ejemplo, haciendo posible los sueños de cualquier niño convirtiendo un espacio aburrido en un parque de juegos”.

Céline Ricaud, Head of Marketing para España y Portugal de Mattel, ha comentado: “En Fisher-Price hemos dado una voz única a la cultura de la niñez. Esta nueva, moderna y amena campaña es una forma divertida e imaginativa de invitar a los adultos a reencontrarse con la alegría de ser niño otra vez. Además, esta campaña cuenta con el respaldo de la ciencia, ya que está demostrado que jugar reduce los niveles de cortisol y previene la degeneración cognitiva en las personas más mayores”. 

La campaña “Seamos Siempre Niños” incluye una serie de spots que nos transportan al imaginario de Fisher-Price, que, aunque tenga 90 años de vida no tiene un espíritu de más de cinco. Emplaza sus míticos juguetes en las manos de adultos, reflejando la magia de lo que un niño siente y vive cuando disfruta de un juguete. La campaña de marca está protagonizada por el actor americano John Goodman, que interpreta al clásico granjero de la colección Little People de Fisher-Price. El protagonista del spot atraviesa un mundo de fantasía con tesoros ocultos de nostálgicos personajes inspirado en los juguetes más icónicos de la marca, como el Teléfono Carita Divertida o el Perrito Ríe y Aprende.