Fallece Samuel I. Newhouse, fundador de Condé Nast

Samuel I. Newhouse, Director de Condé Nast durante medio siglo, falleció el pasado 1 de octubre, a los 89 años, tras una larga enfermedad. Bajo la dirección de Newhouse, Condé Nast pasó de ser una pequeña casa editorial que apenas publicaba unos cuantos títulos hasta convertirse en una poderosa firma internacional con 128 publicaciones a lo largo de 27 mercados de todo el mundo. En España, Condé Nast es editor de AD, Condé Nast Traveler , Glamour, GQ, Vanity Fair y Vogue.

Nacido en Nueva York en 1927, hijo de Samuel I. y Mitzie Newhouse, era el mayor de dos hermanos. Aunque su carrera comenzó en el sector del periódico,  se formó durante varios años en el ámbito de las revistas principalmente en Glamour y Vogue, bajo la tutela del que sería su consejero artístico además de amigo, Alexander Liberman, quien asumió el cargo de director editorial de la compañía en 1962. Samuel I. Newhouse era reconocido dentro de la compañía por su pasión y su empuje. En 1975, fue nombrado presidente de Condé Nast, cargo que ostentó hasta 2015, año en el que pasó a ser presidente emérito.

Según Javier Pascual del Olmo, Presidente de Condé Nast España: “Samuel era una persona con una gran dimensión humana, inteligente, brillante, con mucho carácter y un gran trabajador. Sabía perfectamente donde iba, adonde dirigir la compañía y que objetivos conseguir. Tenía las ideas muy claras. Además, era una persona muy sencilla, a pesar de ser el máximo responsable y en cierta manera el creador del imperio de revistas Condé Nast”.

Uno de sus objetivos fue fomentar el talento entre el personal de cada publicación de la editorial. A él se debe la contratación de personajes míticos en el mundo editorial como la editora de moda Diana Vreeland, Anna Wintour, Tina Brown, Graydon Carter entre otros y de los fotógrafos Richard Avedon, Anny Lebovitz por citar dos de los más conocidos de los colaboradores de Condé Nast

Fue el responsable del relanzamiento de Vanity Fair y del New Yorker. Durante los años que ostentó el cargo de presidente, dirigió tanto la adquisición de cabeceras, como Architectural Digest y Wired, como el lanzamiento de otros títulos nuevos como Allure, Self y Teen Vogue, entre otros.