Fabrica Versus Corona, una convocatoria de ideas creativas

Las puertas de Fabrica están cerradas temporalmente debido a la situación de emergencia por Covid-19, pero sus actividades online continúan.

El centro de investigación de Benetton ha decidido aprovechar estos tiempos tan difíciles para compartir ideas creativas y reunir a la comunidad artística internacional.

Hace unos días se lanzó “Fabrica versus Corona“, una “convocatoria abierta de ideas creativas” para poner la creatividad al servicio de una necesidad intangible pero imperiosa, la de tratar de narrar este momento histórico singular a
través del arte, el diseño, la fotografía, la escritura o el vídeo. Este momento de aislamiento puede ser un desencadenante de grandes ideas, nuevas historias y planteamientos inéditos, con el trasfondo de una realidad inimaginable hasta hace
muy poco.

Mediante las redes sociales de Fabrica se ha activado una cadena de solidaridad creativa que pretende ofrecer palabras e imágenes que sirvan para afrontar este período: se han recibido numerosas aportaciones, especialmente a través de Instagram, desde países como Líbano, India, Rumanía, Brasil, Costa Rica, Grecia, Hong Kong, Turquía, EE.UU., Portugal, Singapur e Italia, entre otros.

Desde el comienzo de la cuarentena, la cuenta de Fabrica en Instagram se ha llenado rápidamente de dibujos, vídeos, ideas y pensamientos.

Alexandra Vogel

Andy Sinboy Luke, un ilustrador de Rumanía, ha realizado un tapiz visual multicolor en contraste con los tiempos tristes y oscuros que vivimos porque, como dice, “incluso entre las nubes hay siempre un rayo de sol”; Ding Mengyu, un estudiante
chino, ha creado una serie de imágenes asomándose por la mirilla de la puerta de su casa, su única conexión con el mundo exterior; Katie Ehrlich, diseñadora gráfica y fotógrafa neoyorquina, ha hecho fotos que forman parte de una serie en
desarrollo titulada “NYC in Quarantine
“, en las que documenta lugares icónicos de Nueva York durante este vacío sin precedentes. Y, como escribe Alexandra Vogel, artista rumana y residente de Fabrica, “cuando acabe esta crisis, las cosas se van a poner muy sexy”.

Porque el único contagio todavía posible es la belleza.

En pocos días la campaña alcanzó más de 4.600.000 impresiones en Instagram y más de 1.200.000 en Facebook.

Andy Sinboy Luke