EVO Banco y Down España impulsan en el musical Billy Elliot la inclusión de personas con discapacidad

EVO y Down España han unido sus fuerzas con el objetivo de abordar proyectos de inclusión sociolaboral. Como parte de su acuerdo, DOWN ESPAÑA impulsará en el musical Billy Elliot –  uno de los eventos culturales más esperados del año –  un programa específico que incluirá empleo directo en el teatro para personas con síndrome de Down, formación técnica en puestos relacionados con el sector del espectáculo, y desarrollo de habilidades sociales y laborales a través de técnicas artísticas.

En palabras de Enrique Tellado, consejero delegado de EVO: “Estamos muy ilusionados con esta iniciativa porque demuestra que existen formas diferentes, innovadoras y útiles de aportar valor a la sociedad. DOWN ESPAÑA ha comprendido nuestra necesidad de abordar la responsabilidad social con ángulos distintos a los habituales. Hacerlo a través del musical Billy Elliot no sólo aportará un valor diferencial a los beneficiarios sino que transmite un mensaje muy necesario de que todos podemos alcanzar las metas que nos propongamos”.

El presidente de DOWN ESPAÑA, José Fabián Cámara, ha agradecido: “El compromiso de EVO con la empleabilidad de nuestro colectivo”, y ha destacado que “una de las mejores formas de impulsar la formación y el empleo, y de fomentar las capacidades de las personas con síndrome de Down, es hacerlo de la mano de iniciativas que aporten un valor diferencial. Aprovechar el enorme impulso del musical Billy Elliot y del mundo escénico nos dará la oportunidad de abrir nuevas puertas en el ámbito laboral a las personas con síndrome de Down, y de sensibilizar a la sociedad sobre sus grandes capacidades”.

DOWN ESPAÑA completará el programa de responsabilidad social de EVO con iniciativas vinculadas a su actividad financiera. El programa se desarrollará a lo largo de los próximos doce meses y contempla acciones de voluntariado corporativo así como iniciativas de formación y sensibilización sobre economía familiar, autonomía financiera, compras seguras en internet, privacidad en entornos digitales, y presencia responsable en redes sociales, entre otras iniciativas. En su primer año se alcanzará en torno a 40 beneficiarios directos y 5.000 indirectos.