España es el país más optimista con el regreso a la normalidad

Mindshare ha lanzado la octava ola de su rastreador COVID-19 ‘New Normal’, estudio que monitoriza 10 mercados globales para conocer periódicamente los cambios en el comportamiento de los consumidores.

  1. El confinamiento ha empujado a las marcas a actuar localmente, generar lealtad y ganar mayor confianza entre sus clientes

1 de cada 2 consumidores a nivel mundial piensan que el bloqueo los ha hecho más propensos a comprar marcas que conocen y en las que confían. Los jóvenes son los más leales a las marcas. También existe la expectativa de que las marcas actúen localmente y apoyen a las comunidades de su entorno;  el 51% prefiere empresas globales que participan activamente en la comunidad local, siendo India (80%) y China (65%) las más propensas a hacerlo.

Las restricciones para viajar en todo el mundo han animado a los consumidores a explorar su propio país; el 64% afirma estar interesado y el 63% no está dispuesto a ir a ninguna ubicación nueva mientras la pandemia esté activa.

  1. Los países más afectados por la pandemia culpan a las personas por no tomar el COVID-19 suficientemente en serio

El 70% de los consumidores a nivel mundial opina que las personas no se toman el virus en serio, especialmente en los países que se han visto muy afectados por la pandemia, como India (83%) y México (89%) y los los mayores de 65 años (77%). Los consumidores sienten la necesidad de mantener sus propias medidas de protección para salvaguardar su salud personal y el 70% a nivel mundial afirma comportarse así. El impacto económico provocado por la pandemia resulta más preocupante que el virus en sí para el 50% de la población mundial, y son las personas con ingresos más altos quienes están más preocupados por su situación financiera. Esta misma sensación se produce en los grupos de edad más jóvenes (25 a 34 años) con un 59%.

  1. Aumentan los niveles de estrés, preocupación y ansiedad, ya que los consumidores no esperan que la vida vuelva a la normalidad

A medida que la segunda ola de la pandemia pasa factura en muchos países de todo el mundo y aumenta el bloqueo a nivel local, los consumidores declaran estár cada vez más estresados ​​(un 32% más en + 3ppt desde agosto). El sentimiento dominante hacia la pandemia sigue siendo la preocupación, ya que el 49% de los consultados se siente preocupado y vuelve a los niveles de junio. Los sentimientos se reflejan especialmente en las expectativas de que la vida vuelva a la normalidad, ya que el 47% no espera que esto suceda nunca y, de los más optimistas, un tercio piensa que les llevará más de un año retomarla. En todos los mercados, el escenario es similar;  el 63% de los consumidores en Singapur que no esperan que sus vidas vuelvan a la normalidad y en los mercados europeos como Reino Unido y Francia más del 50% muestran esta opinión. A pesar de haber sido muy golpeado, España es el más optimista, con solo el 39% de los consumidores que no esperan el regreso a la normalidad.

  1. El consumo de medios se estabiliza y aumenta la suscripción a plataformas

La televisión digital y en directo fueron los medios que vivieron un aumento en el consumo durante la pandemia. Algunas actividades, aunque se consumen menos ahora que en marzo, siguen en cifras elevadas comparado con anteriores oleadas del estudio: online (+51%), streaming de TV / películas (+43%) y compras online (+43%). El 49% afirma consumir más TV / Películas desde el comienzo de la pandemia. El 35% de los consumidores analizados a nivel mundial afirma haberse suscrito a plataformas bajo demanda como Netflix y Disney + y otro 13% está pensando en hacerlo en el futuro. El crecimiento futuro de estas plataformas podría provenir de China, ya que el 24% de los consumidores está pensando en comprar una suscripción próximamente. La compra a nivel mundial se divide casi por igual entre hombres y mujeres (51% frente a 49%) y son las personas de 25 a 44 años quienes adquieren más estos servicios (51%).

  1. A pesar de la experiencia previa, las personas todavía creen en la necesidad de hacer acopio ante un confinamiento inminente

Las compras previstas en el próximo mes serán principalmente de artículos básicos para el hogar como alimentos (77%), artículos de limpieza (60%) y productos de cuidado personal (58%).  Sin embargo, el mayor aumento ola tras ola sigue siendo para el papel higiénico / pañuelos de papel en 10 puntos. Reino Unido comenzó a implementar el control de cantidad de ciertos artículos en varios supermercados para evitar la escasez de productos. El 62% de los consumidores a nivel mundial quiere asegurarse de que su hogar esté bien abastecido con alimentos y suministros, un aumento de 6 puntos porcentuales con respecto al mes anterior (56%).

En cuanto a los españoles están más estresados ahora que en agosto, pero menos frustrados, asustados y muestran menor incertidumbre. La mayoría cree que es probable que se vuelva a la normalidad en más de un año. Mucha más gente está comprando en tiendas físicas, pasando tiempo al aire libre, moviéndose en transporte público y leyendo periódicos este mes en comparación con agosto. Conectarse a internet, comprar online y consumir TV / películas: las actividades que los españoles han realizado más durante el período Covid-19 y planean seguir haciendo en el futuro.

Las plataformas sociales sirven a los españoles para divertirse y relajarse. WhatsApp se usa principalmente para sentirse parte de un grupo y YouTube como espacio para aprender o conocer cosas nuevas.