“Enriquecimiento frente a Especialidad”

161

María José García, Directora de SiliconHR, nos da las claves sobre los diferentes perfiles que buscan las empresas en la industria publicitaria en el siguiente artículo de opinión. ¡No te lo pierdas!

Es innegable que la industria de la publicidad online es una de las más diversificadas en cuanto a sus elementos, desarrollos y formas. En la práctica, podemos “hacer publicidad” de diferentes maneras: en lo referente al marketing de buscadores se puede apostar por un posicionamiento orgánico (SEO), o por enlaces patrocinados (SEM); podemos planificar display; invertir en compra programática y un largo e inabarcable etcétera.

Esta gran variabilidad en las formas de trabajar ocasiona que los departamentos de recursos humanos terminen buscando perfiles demasiado concretos, lo que genera a su vez un mar de inflación de sueldos en el que muchas empresas no pueden navegar.

Frente a la especificidad en la búsqueda de perfiles podemos apostar por la apertura de miras y el enriquecimiento. Enriquecer la mente y tomar como válidos a profesionales con una especialización más colateral puede ayudar a nuestra empresa a contar con novedosos puntos de vista sobre las estrategias que se han implementado anteriormente. Una campaña puede estancarse por falta de valoraciones objetivas y este tipo de empleado puede aportar ese punto de vista diferencial que nos guíe a buen puerto.

El nuevo candidato, además, contará con el valor añadido de la ilusión, pues comenzará a desempeñar labores diferentes a las que venía desarrollando anteriormente. Por otro lado, tanto el empleado, como el empleador, serán conscientes de que existe un cierto punto de prueba en estas nuevas funciones, por lo que los sueldos se sostendrán, obviándose la inflación y desbaratándose una de las principales barreras de las empresas en la contratación de trabajadores: el salario.

“Una campaña puede estancarse por falta de valoraciones objetivas”

Es importante reseñar que no todos los perfiles de trabajador son válidos. La empresa deberá valorar minuciosamente las aptitudes del candidato, encontrar pruebas en su capacidad de afrontar los cambios y valorar experiencias profesionales pasadas. Abrir la mente, en todos los aspectos, enriquece.