Endesa desarrolla un plan para garantizar el bienestar de sus clientes y empleados

La crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y el estado de alarma decretado hace que Endesa trabaje en la elaboración y actualización diaria de un plan global que garantiza el suministro de luz/gas y la atención al cliente.

El objetivo de este plan es garantizar el suministro energético a los clientes sin que la calidad de los servicios se vea afectada, proteger la salud de nuestros trabajadores y facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar de las personas que trabajan en nuestra compañía. Por este motivo, se han activado una serie de medidas extraordinarias en diferentes ámbitos de actuación.

Dar facilidades a los clientes

  1. Paralización de cortes de suministro: durante el estado de alarma han paralizado los cortes de suministro de electricidad y gas a nuestros clientes.
  2. Prestación de Servicios de Urgencia: se pone a disposición los equipos técnicos necesarios y adecuados para atender las reparaciones urgentes de electricidad, electrodomésticos, gas y equipamientos.
  3. Cambios en el Servicio de Atención al Cliente: se ha suspendido temporalmente la atención presencial en nuestras oficinas desde el 16 de marzo y mientras se mantenga el estado de alarma.
  4. Información actualizada: te mantendremos informado puntualmente de cualquier tema de interés relacionado con el servicio energético en www.endesa.com.

Prevenir contagios entre nuestros empleados y contratistas

  • Han implementado el teletrabajo para el personal de todos los centros de trabajo de los territorios donde opera la compañía.
  • Además, han puesto en marcha las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los trabajadores que deban acudir a sus centros de trabajo.
Artículo anteriorEl resurgir de los viajes de negocio tras la crisis
Artículo siguienteAgainst the grain since 1960: Celebrando 60 años de Dr. Martens