En verano se disparan las descargas de apps y el acceso a Internet compartido

Según un análisis realizado por Vanadis, consultora tecnológica especializada en digitalización y transformación móvil, el uso de las apps se han disparado un 200% en la vida cotidiana y de cara al verano seguirá aumentando para poder realizar cualquier tipo de actividad.

Ya sea para bajar a la playa, reservar un espacio de arena, acudir a la piscina de tu casa, pedir comida en un restaurante, compras online, los servicios de un hotel, las actividades, etc… Durante este verano se deberá tener el smartphone cerca para poder acceder a cualquier servicio.

Desde el inicio del confinamiento, cada español se ha instalado de media 7 apps nuevas para hacer tareas cotidianas para las que antes no necesitaba el smartphone. Además se ha multiplicado el tiempo de uso del smartphone en 2 horas al día respecto a los meses anteriores.

El 49% de este tiempo se destina a aplicaciones de comunicación y redes sociales seguido muy de cerca (43%) por la consulta en Internet a través del navegador. La consulta de emails en el smartphone aumentó hasta el 36% del tiempo total de uso del móvil.

Las apps más descargadas durante la pandemia son las de mensajería, redes sociales, compras online y consulta de bancos. De hecho las apps más utilizadas durante este tiempo fueron las destinadas a las videollamadas. El 85% de los españoles lleva actualmente una app de este tipo instalada en su teléfono.

Desde Vanadis explican que en la actualidad comienzan a ganar hueco en el smartphone las apps destinadas rastrear e identificar la Covid-19. El 11% de los españoles tienen una aplicación de estas características.

El verano de las apps

El verano 2020 está marcado por el uso de apps y smartphone para prácticamente todo fuera de casa: consultar el estado de las playas, reservar parcela de arena, reservar hora para la piscina, pedir la comida en los restaurantes, acceder a los servicios del hotel etc…

Desde Vanadis aseguran que La situación de nueva normalidad trae consigo la necesidad de utilizar el smartphone para poder interactuar durante las vacaciones con los diferentes lugares de ocio y descanso. Esto multiplicará por 10 el uso del smartphone y la exposición del mismo a riesgos de sol, calor, agua y exceso de uso.

El verano se caracterizaba tradicionalmente por dos factores esenciales respecto al uso de los smartphone.

  • El primero es el aumento de las descargas de apps (especialmente ocio, redes sociales,, fotografía y video).
  • El segundo es el uso de redes de Internet compartidas y gratuitas lo que expone la información personal de cada usuario.

Durante los meses de julio y agosto es frecuente conectarse a la red Wifi de hoteles, playas, ciudades y apartamentos, que ofrecen cobertura gratuita. Sin embargo desde Vanadis se advierte de los riesgos de exponer los datos personales y privados a través de redes poco fiables.

Según los datos de Vanadis, este verano deberemos descargarnos de media 4 nuevas aplicaciones para poder desarrollar nuestras actividades cotidianas de vacaciones.

- Contenido relacionado -