“En general para las mujeres es más difícil llegar a puestos directivos”

El empoderamiento de la mujer no es una moda. Surge de la necesidad de dar visibilidad a una problemática que en muchos ámbitos profesionales, sigue existiendo. Techos de cristal, diferencias salariales, conciliación… son algunos de los principales retos a los que se han enfrentado las mujeres en el entorno laboral a la hora de alcanzar puestos de responsabilidad.

Sin embargo, el sector de la publicidad, el marketing y la comunicación cuenta cada vez con más profesionales mujeres, desde directivas hasta emprendedoras que, a través de esta sección especial que lanzamos dedicadas a ellas, hablan de su experiencia en este sentido. Hoy le toca el turno a Beatriz Fernández de Bordóns, Business Development Lead en Publicis Groupe ¡No te lo pierdas!

 ¿Cuáles han sido los principales escollos que ha tenido que superar para llegar hasta su actual puesto de trabajo?

Pues la verdad es que he tenido pocos. Realmente solo puedo recordar las dificultades para conciliar el trabajo y la familia cuando me llego el momento de la maternidad. Trabajamos en una industria muy intensa en horas de trabajo y dedicación y aquellos momentos en los que mis dos hijos acababan de nacer coincidieron con el boom de la publicidad digital a principios de los 2000. Por aquel entonces yo dirigía la agencia Zed Digital, que llegó a ser una de las agencias de medios digitales de España más grandes y exitosas de aquella década, y si, recuerdo las emociones y sentimientos encontrados por no poder ver a mis hijos lo suficiente y necesitar ayuda en casa para atenderles, hasta el punto que a veces mis hijos llamaban mama a su cuidadora. Y todavía aquellos largos días y algunas noches en la oficina preparando las propuestas para los concursos de los clientes, reuniones internas, comités pensando que debía estar en casa para acostar a mis hijos, de lo que se encargaba mi marido cada día. En realidad esta es la única experiencia difícil que he tenido en el desarrollo de mi carrera profesional como mujer en puestos de responsabilidad. Otra circunstancia que viví y que afortunadamente ahora ya no sucede, es que hace 20 años, yo era la única mujer en las reuniones del comité de dirección y el sentimiento de ser una outsider en un mundo de hombres era inevitable porque era real. Afortunadamente han pasado los años y hemos avanzado mucho y ahora ya somos muchas mujeres en puestos directivos y la voz de la mujer está presente todos los foros.

Decir que a una mujer le cuesta más alcanzar un puesto de responsabilidad, ¿es hacer demagogia o es totalmente cierto?

Las verdades no son absolutas y las circunstancias son muy personales. Mi opinión como mujer directiva es que considero que para las mujeres en general es más difícil llegar a puestos directivos. A continuación, os explico las circunstancias que confluyen para que desde mi punto de vista, esto sea una realidad. 

La primera, es que nosotras tendemos a ser muy autoexigentes y a la hora de aceptar una mayor responsabilidad, en muchas ocasiones, nosotras mismas frenamos nuestra carrera profesional porque consideramos que no estamos preparadas al 100% para acometer el reto con éxito. En mi experiencia de más de 25 años de trabajo, he visto a mujeres suficientemente preparadas, rechazar nuevos retos por temor a no dar la talla y, por el contrario, he visto a hombres, no tan bien preparados, buscar la oportunidad y aprovecharla al máximo. Nosotras mismas somos nuestras peores enemigas.

Y luego está el hecho ineludible de la maternidad. La mujer es la que tiene que pasar por la fase de gestación de los hijos. Recuerdo de adolescente pensar que era una injusticia que fuera nuestra responsabilidad y me rebelaba pensando que debían ser los hombres quienes tuvieran a los niños. Pero la realidad es que es una experiencia vital maravillosa que no me he querido perder. El principal problema de es que esta etapa de la vida suele coincidir con el periodo de mayor crecimiento en la carrera profesional. Aquellas que por circunstancias personales llegamos a puestos directivos antes de tener los hijos, creo que lo hemos tenido más fácil, que las mujeres a las que esa etapa de la vida les ha surgido en la mitad del camino y les ha hecho pisar el freno en su desarrollo.

Como en todas las crisis, en esta del Covid, ¿vuelven a ser las mujeres el sector más vulnerable?

Aquí no estoy tan de acuerdo. El Covid está afectando a todos por igual a nivel laboral y social. Es verdad, que las mujeres en el aspecto de la conciliación tendemos a autoexigirnos y arrogarnos la responsabilidad de aportar la cobertura familiar y el apoyo a los hijos, padres y hermanos. Y nos ofrecemos voluntarias para las tareas de cuidado y atención a la familia. Pero es nuestro carácter y nuestra tendencia cultural a ser protectoras, que no está para nada relacionada con el Covid. No creo que sea un sector más vulnerable en esta crisis.

¿Ha notado algún tipo de discriminación salarial en los puestos en que ha desarrollado su labor profesional?

La verdad es que ahí tengo que decir que afortunadamente, nunca me he encontrado en esa situación. Y no se si es porque yo siempre he exigido ser tratada igual que cualquier hombre o también tiene que ver que desde los últimos 20 años tengo el privilegio de trabajar en un grupo en el que no existe ningún tipo de discriminación salarial y a cada uno se le remunera según su valía y aportación de valor al negocio y donde siempre se ha apoyado a las mujeres en el desarrollo de sus carreras profesionales. Somos muchas y muy potentes las mujeres de Publicis Groupe y tenemos un network de apoyo bajo el nombre de VivaWomen, cuyas actividades tengo el placer de coordinar en España, en el que trabajamos activamente para apoyar a las mujeres y hacerles más fácil la conciliación de su desempeño profesional y su vida personal. Creemos en el valor que aporta la mujer en nuestro negocio y hacemos todo lo posible para contar con las mujeres en posiciones de responsabilidad relevantes en Publicis Groupe.

“Nosotros tenemos el privilegio de estar liderados en España por una mujer excepcional; nuestra CEO, Marta Ruiz-Cuevas””

¿Romper el llamado techo de cristal es posible o solo es un acto reservado a unas pocas?

Es un tema delicado, yo creo en el #sisepuede. Creo que toda aquella mujer que quiera llegar a puestos de dirección puede hacerlo, solo tiene que esforzarse para conseguirlo. Especialmente en este sector que es eminentemente femenino. Otra cosa es, pensar que todas las mujeres quieren ser directivas. En términos generales, los hombres suelen ser más ambiciosos profesionalmente que las mujeres, es por ello por lo que también en términos generales, los hombres buscan más esos roles directivos que las mujeres. Nosotras buscamos más sentirnos a gusto y, de nuevo en general, nos importa menos la posición. Tengo claro que no se debe generalizar, porque también hay mujeres que buscan posiciones directivas y hombres que no están para nada interesados en ellas. 

Para ilustrarlo con cifras concretas, voy utilizar el ejemplo de nuestro grupo. Este año en el evento que organizamos para celebrar el día de la mujer, hice una presentación sobre La Mujer en Publicis Groupe, a la que asistió más del 40% de la organización y por cierto más de 35% de los asistentes fueron hombres, (si los conté de uno en uno, la tecnología tiene esas cosas, estaban todos ahí con sus nombres y apellidos). Pues bien, en aquella presentación compartí con ellos la realizad de la mujer en nuestro grupo que es una bonita historia. Les explicaba que el 64 % de la plantilla de nuestras agencias está integrada por mujeres y cuando analizamos esa misma cifra en los niveles de dirección, nos encontramos afortunadamente con muchas mujeres, el 61% de los directivos de las agencias de Publicis Groupe son brillantes mujeres. Pero cuando nos vamos a ver las cifras en el Comité de Dirección este número se invierte, el 38% del Comité de Dirección del grupo somos mujeres. La razón por la que esto sucede la tenemos muy clara en nuestro grupo y fue la causa hace ya 10 años de la creación de la iniciativa VivaWomen. Llega un momento en la carrera profesional de las mujeres, aproximadamente entre los 30 y 45 años cuando profesionalmente está en el punto de mayor madurez, en el que la mujer pisa el freno y en algunas ocasiones abandona su carrera profesional y tira la toalla porque no puede con todo o no quiere la presión del trabajo porque quiere disfrutar de su vida personal. Esta opción también es muy respetable, pero la realidad es que solo se la plantean las mujeres. Nosotros tenemos el privilegio de estar liderados en España por una mujer excepcional, nuestra CEO, Marta Ruiz-Cuevas, pero somos muy conscientes de que todavía nos queda trabajo por hacer para ayudar a las mujeres, que representan el 61% de directivas de las agencias de Publicis Groupe, a que también ellas rompan el techo de cristal. Estoy segura de que, trabajando todos juntos en ello, muy pronto lo conseguiremos.

En su caso particular, la famosa conciliación familiar, ¿ha sido posible a costa de qué?

Pues la conciliación siempre ha sido y continúa siendo complicado en nuestro sector y en nuestro país. Trabajamos muchas horas, la expectativa es que estemos disponibles al 100% 24/7 y respetamos poco la vida personal. En mi caso concreto, he podido desarrollar mi carrera profesional, criar y educar a dos hijos maravillosos y atender en lo que puedo a mis padres, a costa de dormir menos, dedicar tiempo de calidad a mis seres queridos y contar con un marido y padre ejemplar que siempre ha estado al pie del cañón atendiendo a mis hijos durante mis largas jornadas de trabajo. A pesar de haber sufrido esa terrible necesidad de querer ser la mejor madre del mundo, la mejor hija del mundo, la mejor profesional del mundo y la mejor amiga del mundo, y no poder hacerlo, he sido muy afortunada pudiendo desarrollar mi carrera profesional con éxito, gracias a mi marido, mi mejor compañero y mi amigo, que me ha acompañado durante la aventura de mis tres años de trabajo en Estados Unidos y me ha apoyado en el desempeño de mi carrera profesional. 

- Contenido relacionado -