“En Casanova tenemos claro que las cuentas se ganan por la creatividad”

Emprendedor y creativo, José Casanova, CEO de Casanova, ha conseguido elevar a su agencia como una de las de mayor proyección por la gran creatividad de los proyectos que realiza. Con un equipo joven y especializado en diferentes áreas del marketing, trabaja para importantes firmas de todo el país. Hijo y nieto de publicitas, lo de la creatividad lo lleva en las venas. Creció de la mano de su abuelo en su etapa de Movirecord y tras pasar por diferentes puestos dentro del marketing, tuvo claro que deseaba construir su propio futuro a través de un proyecto propio e independiente.

¿Cuándo y cómo nació Casanova?

El germen de la agencia Casanova debemos buscarlo en ese proyecto editorial que de forma muy rápida evolucionó hacia una agencia orientada al sector de la moda. Aquello nos llevó a trabajar para marcas nacionales e internacionales, lo que nos permitió dar el salto a otros sectores como el deporte, la tecnología, la restauración, las joyerías o las franquicias… Que nos han llevado a ser la agencia que somos hoy en día. Visto en perspectiva no sé si es la que mi hermano y yo teníamos en mente cuando todo esto empezó en 2001, pero sí que es la que queremos ser en 2017.

¿Qué aspecto o cuestión hace diferente a esta agencia con respecto a las demás?

Esta creo que es una pregunta a la que responderían mejor nuestros clientes. Realmente son ellos quienes tienen la visión real de lo que necesitan y de lo que las diferentes agencias les ofrecen. En nuestro caso, entiendo que se trata de una combinación de diferentes factores, entre los que quizás quepa destacar por encima del resto el factor humano y la vocación del servicio.

Ser una agencia independiente y 100% nacional, ¿es la mejor carta de presentación?

Depende. Es cierto que en los últimos años las marcas han abierto sus puertas con mayor entusiasmo a propuestas que les llegan desde este tipo de agencias. Un cambio quizá propiciado por la creación de departamentos más dinámicos y de las exigencias de soluciones más rápidas. ¿Si es la mejor carta de presentación? No lo sé, diría que a día de hoy es una buena carta de presentación. Me explico. Nos movemos en un sector tremendamente competitivo donde convivimos con diferentes tipos de agencias y, obviamente, diferentes tipos de clientes. Al final, siempre existe una agencia que encaja mejor con el cliente y eso no depende exclusivamente de si eres 100% nacional o de si eres una agencia independiente, sino de las necesidades y expectativas del propio cliente.

¿Qué ventajas tiene, cuando hay que hacer una campaña, el no depender de nadie externo?

La respuesta más obvia es decir que la mayor ventaja es la libertad de decidir qué y cómo se debe hacer. Pero creo que sería engañarnos. Está claro que una agencia como la nuestra ofrece una estructura con una mayor capacidad de adaptación pero, al final, siempre hay decisiones que se deben tomar junto al cliente, incluso junto a los profesionales que forman parte del equipo de la campaña. Esta es una profesión donde los grandes trabajos surgen de la colaboración.

A la hora de vender un producto siempre se dice: “Ponemos en contacto la marca con el público”. En Casanova, ¿cómo se consigue esta premisa?

Se consigue a través de dos procesos básicos. El primero entender al cliente, a su marca, producto o servicio. Y el segundo, hacer lo mismo con el consumidor o usuario al que va dirigido. Una vez concluidos ambos procesos descubrimos que no tenemos dos líneas paralelas, sino que existen puntos de contacto entre ambos. Tras identificarlos viene la parte más divertida, ¿qué podemos hacer para despertar el interés en el consumidor?

Trabajan con marcas como Nivea, Huawei, Mayoral, La Liga o Federopticos, entre otras. ¿Se trabaja de igual manera con todas o hay diferencias que se puedan destacar?

No y sí. Existe un proceso de trabajo estipulado previamente que intentamos aplicar a todos los clientes con los que trabajamos, pero siempre el día a día con ellos nos lleva a revisarlo y a ajustarlo hasta que se sientan cómodos. Para nosotros todos los clientes son iguales, pero nosotros no somos iguales para todos los clientes. A veces nuestro interlocutor es una única persona que coordina todas las acciones de publicidad; en otras diferentes departamentos con diferentes necesidades y formas de trabajar, por lo que al final, somos nosotros quienes debemos saber adaptarnos.

¿Qué peso tienen en Casanova los creativos? ¿Participanen el proceso de creación desde el primer encuentro con el cliente?

En la agencia tenemos claro que las cuentas se ganan por la creatividad y se mantienen o se pierden por el servicio. Para nosotros el departamento creativo es un pilar importante en nuestra estructura, pero no el único. Pese a ello, no siempre están presentes en el primer encuentro con el cliente, aunque si participan en el proceso desde antes de que el briefing entre por la puerta.

La publicidad exterior siempre ha estado presente pero ¿habéis observado en Casanova que cada vez se hace más necesario estar en la calle con más acciones?

Hace años vivimos un boom de las acciones que se realizaban en la calle. De alguna forma la publicidad reconquistó o reclamó para sí un espacio que hasta el momento se había limitado a soportes reglados como la publicidad exterior o acciones de sampling o exposición de productos. Ahora la calle es un sitio más donde propiciar ese encuentro entre la marca y el consumidor, con sus pros y sus contras, que hay que saber integrar y explotar para buscar una repercusión que vaya más allá de la acción que transcurre durante unas pocas horas en un lugar muy concreto.

Otro escaparate que nunca falla es la celebración de eventos. En Casanova tenéis experiencia en ellos y, además, os han reportado varios premios. Háblenos de ellos.

Es cierto que durante los últimos años hemos conseguido situar nuestros eventos dentro del palmarés de festivales como Eventoplus, Luxury Advertising Awards o Agripina. Al final es un reconocimiento que te motiva a seguir explorando una forma de hacer eventos, donde consideramos que lo más importante es tener un concepto que comunicar y trasladar, tanto al momento de celebración del evento como al pre y posevento. Algo que hemos conseguido con Huawei, LaLiga o PhoneHouse, con eventos que contaban algo a los asistentes y que en ocasiones, se con- vertían por si solos en un contenido que la marca puede difundir.

En el aspecto económico, ¿ya ha pasado lo peor o todavía la crisis se nota en este mercado?

En aspectos globales la mejoría económica es evidente. Y aunque el consumo progresa, desgraciadamente, en lo que se refiere al sector esta realidad no se traduce en un incremento a la hora de elevar los presupuestos. Como agencia no podemos hacer más que adaptarnos para poder ser competitivos.

De cara a un futuro inmediato, ¿cuáles son los principales retos con los que va a tener que pelear una agencia como Casanova?

Nuestro mayor reto es consolidarnos en nuestra actual posición en el mercado para poder continuar creciendo. Un crecimiento que consideramos que debe venir de la mano de quienes ya son nuestros clientes, pero también de la consecución de cuentas o proyectos dentro de sectores con los que nos gustaría empezar a trabajar. Para ello hemos puesto en marcha una serie de acciones de las que esperamos ver los primeros frutos muy pronto.