En 2020 el Gobierno consumió casi 50 millones de euros en publicidad

Según el medio de comunicación ABC, el Gobierno de Pedro Sánchez ha pisado el acelerador del gasto en propaganda informativa y publicitaria, autobombo regado de forma creciente con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. En solo dos años, entre 2019 y 2020, Sánchez disparó el gasto en comunicación y publicidad institucional un 32%.

Y todo apunta a que en 2021 se habrá producido otro incremento añadido, a la vista tanto del dinero consumido hasta noviembre por el servicio de comunicación como de las abultadas previsiones de gasto en publicidad ministerial que anunció el Ejecutivo, muy superiores a las de ejercicios anteriores.

 En 2020 alcanzó los 116,7 millones de euros: 68,8 millones en comunicación y 47,9 millones en publicidad, según la documentación oficial recopilada por ABC. En promedio, por tanto, Sánchez ha disparado el gasto de conjunto un 32% respecto a sus antecesores del PP. Y eso sin contar el previsible incremento que se haya producido en 2021.

De la propaganda informativa se encarga el servicio de prensa controlado desde la Presidencia del Gobierno. Su responsable político es el secretario de Estado de ComunicaciónFrancesc Vallès, que esta semana ha desatado la polémica al discriminar a los medios de comunicación que le resultan incómodos al Ejecutivo por sus informaciones, entre ellos ABC. Vallès decidió segregar a los medios críticos y relegarlos en una presentación sobre fondos europeos.

- Contenido relacionado -