El versátil Opel Ascona y el deportivo Opel Manta se preparan para celebrar su 50 aniversario

En 1970, con una industria del motor cada vez más tecnologizada y enfocada en crear coches más rápidos y seguros, Opel apostó por ofrecer a sus clientes dos modelos que conseguirían convertirse en auténticos vehículos de culto: el coupé deportivo Manta y el sedán Ascona.

Hoy en día, el Manta se ha convertido en un verdadero coche de culto, gracias al diseño que le llevó a ser uno de los productos más satisfactorios en la historia de la compañía.

Por su parte, el Opel Ascona, lanzado sólo dos meses después que el Manta, fue un prototipo de berlina deportiva. Este modelo se adelantó como ningún otro a su tiempo, poniendo disposición de los clientes de la compañía múltiples carrocerías.

Así, los Ascona y Manta siguieron al GT al otro lado del Atlántico y se vendieron con éxito en el mercado estadounidense, un salto internacional que hasta el momento sólo unos pocos modelos de Opel habían conseguido.

Por todo ello, Opel celebra este año el aniversario de estos automóviles con sus admiradores como protagonistas. La fiesta comenzará esta primavera en Austria con la apertura de la temporada de rallies de vehículos clásicos. A este estreno le seguirá una gran concentración el 28 de junio, con unos 100 ejemplares de los Ascona y Manta A en el “Klassikertreffen” de Rüsselsheim. Otro punto culminante será la reunión del 25 al 27 de septiembre, organizada por el coleccionista y experto en el Opel Manta Manfred Henning.