‘El ‘valor’ de las agencias independientes’

Desde el Periódico PublicidAD hemos elaborado un apartado bajo el nombre “Especial Agencias Independientes, donde diferentes profesionales del sector ofrecen su particular punto de vista sobre el panorama actual de este tipo de agencias. Hoy le toca el turno a Daniel Ucha, Director General de la agencia Rumpelstinski.

“Trabajar en una agencia independiente tiene sus riesgos, pero también muchas satisfacciones. Es como aquel trapecista que sabe que sus números acrobáticos sin red serán más espectaculares y mucho más valorados. “No Pain no Gain” que dirían los anglosajones. 

Estoy seguro de que muchos de los colegas que trabajan en los proyectos recogidos en este especial de agencias independientes han llegado a ellos de la forma más dispar, pero con un mismo objetivo, hacer aquello que les apasiona sin el encorsetamiento de los despachos. Y cuando se trata de creatividad y atrevimiento no hay corsés que valgan.

Para una agencia independiente no sirven los cánones establecidos ni los convencionalismos, por que se espera de ella todo lo contrario. Atrevimiento, transgresión, transparencia, brillantez y porque no, también servicio. Para el resto ya están las grandes.

Otra de las características de las independientes es la agilidad e inmediatez para hacer y deshacer, algo solo posible con estructuras livianas y jerarquías horizontales.

Además, el gran reto al que nos enfrentamos cada día es la de ser capaces de crear nuestra propia marca al tiempo que ayúdanos a visibilizar la de nuestros clientes. Doble esfuerzo y reto que asumimos con entusiasmo porque para algo somos agencias independientes. 

En nuestro caso, ese reto es mayúsculo ¿Quien en su sano juicio le pone un nombre a una compañía como el impronunciable Rumpelstinski? Pues los que pensamos que no hay nombre malo sino falta de presupuesto en medios para perpetuarlo. ¿Que me dicen sino de anglicismos como los de Walter Thompson o Saatchi & Saatchi? tampoco son que digamos fáciles de pronunciar ¿no?

En un momento en que las empresas buscan su lado más sostenible y tratan de ser socialmente comprometidas con la sociedad, las agencias independientes se presentan como esa opción de agencia humanista, en el que se apuesta por las personas, más que en las corporaciones, por que no nos engañemos, si todavía no te has dado cuenta, esto va de personas que trabajan con personas. 

No cabe duda que en esta ecuación falta una variable para que pueda resolverse con éxito y esa es evidentemente el cliente. Pero no un cliente cualquiera, no, necesita al cliente valiente.  Un cliente que arriesgue y que salga de su zona de confort para apostar por agencias con menos renombre, pero con una pasión infinita en todo lo hacen. Un cliente que quiera hacer las cosas de forma diferente, y que vaya de la mano de su agencia compartiendo, no sólo los objetivos y las metas, sino también el camino para alcanzarlas, que suele ser lo más enriquecedor y reconfortante. 

Ese tándem perfecto entre cliente valiente y agencia independiente valerosa ha dado excelentes frutos en el pasado y estamos seguros, los seguirá dando en el futuro, porque somos un país con valor. 

Dicho todo esto. ¿Quien se atreve?”

- Contenido relacionado -