«El techo de cristal lo rompimos las mujeres con esfuerzo y trabajo»

El empoderamiento de la mujer no es una moda. Surge de la necesidad de dar visibilidad a una problemática que en muchos ámbitos profesionales, sigue existiendo. Techos de cristal, diferencias salariales, conciliación… son algunos de los principales retos a los que se han enfrentado las mujeres en el entorno laboral a la hora de alcanzar puestos de responsabilidad.

Sin embargo, el sector de la publicidad, el marketing y la comunicación cuenta cada vez con más profesionales mujeres, desde directivas hasta emprendedoras que, a través de esta sección especial que lanzamos dedicadas a ellas, hablan de su experiencia en este sentido. Hoy le toca el turno a Paloma Teresa Ducazcal Saurina, Directora de Cuentas en The Lab Media and Advertising; y CEO de Jobs & Sons. ¡No te lo pierdas!

¿Cuáles han sido los principales escollos que ha tenido que superar para llegar hasta su actual puesto de trabajo?

Dada mi edad, al principio de mi carrera profesional, en los 80, era un problema el hecho de ser mujer, ya que empezábamos a incorporarnos a puestos directivos. Y todavía no éramos muchas. Yo no empecé como directiva, claro, pero había que demostrar la capacidad para el puesto. 

Decir que a una mujer le cuesta más alcanzar un puesto de responsabilidad, ¿es hacer demagogia o es totalmente cierto?

No lo creo, en la actualidad. Sinceramente.

Como en todas las crisis, en esta del Covid, ¿vuelven a ser las mujeres el sector más vulnerable?

Creo que esta crisis el sector más vulnerable ha sido todo aquel con empleos precarios, familias con pocos recursos… Como ejemplo práctico expondré que no ha sido lo mismo para familias con dos hijos o con uno, viviendo en un piso de 80 m2 con un solo ordenador y lo que ello implica: compartir ordenador los padres para teletrabajar, los niños para estudiar online, con un espacio reducido, que familias en casas más grandes con un ordenador o Tablet para cada uno y con su propio espacio. 

¿Romper el llamado techo de cristal es posible o solo es un acto reservado a unas pocas?

El techo de cristal se rompió hace mucho. Lo rompimos las mujeres con esfuerzo y trabajo. No me parece seguir argumentando esto. Las mujeres hace ya años que elegimos: tener hijos o no, tenerlos solas o en pareja. No hay techo de cristal, hay que saber lo que se quiere y dignificar el trabajo, el que sea, que se realice. 

En su caso particular, la famosa conciliación familiar, ¿ha sido posible a costa de qué?

En mi caso particular, a costa de nada. Es total. De hecho, trabajamos juntos, o sea, que más que conciliar, hemos tenido que aprender a convivir todo el día. 

- Contenido relacionado -