‘El talento por encima de todo’

Fran Ares, CEO de Glocally, opina sobre el talento que hay en las agencias en el “Especial Agencias 2019” que La Publicidad lanzó en Febrero. ¡No te lo pierdas!

Soy firme defensor del fuerte despegue en 2018 de la inteligencia artificial, las matemáticas, el machine learning, el data y otras palancas en sus vertientes aplicadas al mundo de la publicidad, de los medios y más concretamente al del mercado hiper local donde actúa nuestra compañía. Sin embargo quiero ponderar desde esta importante tribuna la importancia de contar como primera fortaleza, con un equipo de agencia bien dimensionado, con talento senior, motivado y sobre todo gran conocedor del mercado donde actúan nuestros clientes.

Teniendo en cuenta que una agencia es una unidad de servicio, conviene refrescar la importancia de tener al otro lado del teléfono a profesionales que resuelvan las necesidades cambiantes que se les van presentando a nuestros clientes. Y por descontado, cuáles son las claves que tienen que considerar para lograr el objetivo que se persiga … en nuestro caso habitualmente tráfico a punto de venta. Del talento de nuestras agencias y de su conocimiento real para optimizar los nuevos desarrollos que permite la tecnología, depende el éxito en 2019 y en años venideros.

En esta época que vivimos, con una sociedad donde la única constante es la transformación continua, donde además -para mayor complejidad- el retail tradicional cuenta con competidores globales digitales, sin implantación física, desde Glocally defendemos la gran importancia que tiene el conocimiento “humano” del terreno, de la identidad de cada territorio y de las peculiaridades del target al que se dirigen nuestros clientes en cada zona.

“vivimos en una sociedad donde la única constante es la transformación continua”

Esto sólo se consigue desde la combinación del conocimiento y la observación local in situ, junto con el resto de palancas que se manejan habitualmente en una agencia de medios. Sigamos apostando por talento que sepa sacar todo el “jugo” a la tecnología más sofisticada.