‘El río que nos lleva’

Juan Manuel Beltrán, Publisher Manager Spain de Massarius, nos trae en exclusiva un artículo de opinión en el cual hace balance del 2021 y aborda algunas de las tendencias del sector en los próximos años. ¡No te lo pierdas!

«Intentar encasillar el tiempo es como intentar contemplar un río de forma estática: un imposible, pues de la misma manera que el río siempre es distinto, el tiempo es un continuo que fluye por encima de nuestras fechas y limitaciones. A pesar de ello, nos empeñamos en acotar, restringir y caracterizar nuestro viaje en torno al sol con números que luego hay que llenar de características definitorias útiles para los historiadores. 

Acabada la parte ácrata del escrito, intentemos ver qué nos ha dejado la marea de este año abandonado en la playa y, para ser riguroso, vamos a acudir a la tabla de las 7 (sí, el número es tan válido como cualquier otro) grandes tendencias que deberían haber marcado este año en cuanto a la actividad programática se refiere. Tomo como válida la primera opción que me ofrece Google (https://adevinta.es/actualidad/estas-son-las-tendencias-en-publicidad-programatica-para-2021/) :

Actividad prevista 2021Grado de cumplimientoTendencia 2022 y siguientes
La publicidad programática omnicanalAlto 7/1010/10
Más eficiencia y mayor adaptaciónAlto 7.5/1010/10
Nuevos formatos como el audio onlineBajo en cuanto a penetración 4/106/10
Utilizar la Inteligencia ArtificialMuy alto 9/1010/10
La revolución del cookielessMuy alto, casi obsesivo 10/1010/10
La publicidad exterior y la televisión conectadaBajo en cuanto a penetración, 3/106/10 en el primero; 4/10 en el segundo
Los wearables iniciarán su conversión a la programáticaBajo, respecto al verdadero potencial de futuro 2/107.5/10

Esta tabla, al final, podría ser tan larga como se quiera, pero me gustaría destacar que hay algunas “estrellas rutilantes” cuyo brillo se va a mantener en los próximos años y que van a contribuir a que la compra automatizada, programada, planificada, ajustada a demanda, de valor variable en función de la demanda, o como queramos llamarla en el futuro, vaya alcanzando cada año más penetración, más rentabilidad para el editor, más eficacia para el comprador, mejor calidad en general y menos incertidumbre en cuanto a la validez de los algoritmos de control utilizados y el fraude sufrido.

Para que no se diga que no me arriesgo en los pronósticos, he aquí la lista de los 3 que, a mi juicio, estarán presentes en las futuras ceremonias de entrega de los Óscar:

La inteligencia artificial y la ciencia de los datos.

Una pareja indestructible que nos va a dar días de gloria; tanto unidos como por separado.

Los wearables

Posiblemente, las grandes revoluciones futuras vengan de la mano de todos estos “cacharritos” que acabarán velando por nuestra salud, ocio, confort y en general, por nuestra vida toda. Especial mención a lo que queda por ver en el terreno de las aplicaciones médicas: no hay límite para lo que nos depara su desarrollo. Seguro: imposible fallar la apuesta.

Alternativas a las Cookies:

Lejos de suponer una crisis absoluta, la desaparición de una parte de las cookies ya ha disparado una buena cantidad de alternativas y de opciones que acabarán elevando la capacidad de selección de audiencias a unos niveles mucho más altos de los que teníamos ahora.

Esto es una máxima en nuestro mercado: cada vez que surge un problema, una limitación o una necesidad de cambiar los paradigmas vigentes, las soluciones que se aportan llevan la actividad a un más alto grado de perfección. Bienvenidos sean los problemas porque sus soluciones nos harán mejores.

¿Y Massarius? Pues la verdad, el año ha sido muy positivo: hemos crecido, desarrollado muy buenas aplicaciones basadas en la arquitectura de datos, la inteligencia artificial y hemos recibido premios y apoyos que nos permiten afrontar el 2022 con buenos aprendizajes y una sólida posición en el mercado. El equipo ha crecido y estamos en constante búsqueda de talentos para varias funciones. No podemos quejarnos, más bien al contrario, la verdad.

Dicho esto, sólo me queda desearos un buen 2022, que el puñetero bicho nos deje en paz y que nuestro mercado siga evolucionando de forma que nos haga mejores a todos.

Feliz Navidad”.

- Contenido relacionado -