‘El poder del mensaje en los spots’

Llega la SEGUNDA parte de la sección “Salomón”, en este caso referente al número impreso de Junio del Periódico PublicidAD en 2022. No te pierdas su mirada crítica sobre algunos de los spots de actualidad.

«Y si de cambios hablamos, Leche Pascual estrena un posicionamiento y nuevo lenguaje. Por fin hemos dejado de ver desde el primer fotograma a la marca de los lácteos y sus bondades. En su nueva campaña, bajo el lema ‘Nunca dejemos de crecer’, trata de demostrar que la marca cuida de todos los miembros de la familia, desde los mayores hasta los más pequeños, con un nuevo lenguaje emocional. Lástima que la canción o jingle se haya pasado de frenada y sea un poco noña y perjudicial para los diabéticos por el exceso edulcorante de su melodía y texto.

Y si algo no es noño ni oportunista es derribar los prejuicios sobre el VIH. Aunque la sociedad ha avanzado mucho, sigue habiendo un estigma asociado a esta infección. La acción que ha dado lugar al spot se inició publicando el anuncio de un piso compartido con condiciones inmejorables. Céntrico, luminoso, espacioso…un autentico chollo, pero el inquilino tiene VIH y, a pesar de las buenas palabras e intenciones, el 81% de las personas que tenía intención de visitar el piso no volvieron a llamar. Los prejuicios en torno al VIH siguen existiendo, lo que se pone en evidencia en el spot con una realización sobria y la vez emotiva.

Otro de los spots que más ha llamado la atención –y se ha hecho viral– en las últimas semanas, es el anuncio para el Salón Erótico de Barcelona, que critica la Masculinidad frágil y aplaude al feminismo. La campaña, con un ambiente lúgubre, comienza con un grupo de hombres a medio vestir en una especie de vestuario y con una voz en off preguntando cuántas veces has creído que no la tenías lo suficientemente grande. Y continúa con preguntas como: ¿Cuándo fue la última vez que lloraste en público? o ¿Cuánta dignidad perdiste en cada uno de tus gatillazos? Un spot con un tono desenfadado e irreverente que tiene como principal objetivo reivindicar el papel del feminismo en la deconstrucción de patrones de masculinidad tradicional. Una acción acorde con la propia idea del Salón en reivindicar la normalización de la erótica sexual y la aceptación de los cuerpos no normativos, tal y como afirmaron en un comunicado oficial. Una gran campaña que quizás sirva para abrir los ojos a determinados hombres que aún no han logrado evolucionar en pleno siglo XXI».

- Contenido relacionado -