El peatón protagoniza la nueva campaña realizada por Ogilvy para la DGT

Las ciudades están cambiando. La mayor presencia de vehículos VMP (vehículos de una o más ruedas dotadas de una única plaza y propulsados exclusivamente por motores eléctricos) está modificando la forma en la que nos movemos por ella. La nueva campaña de Ogilvy para la DGT“No pasa”, tiene como objetivo impulsar esta nueva forma de movilidad, más sostenible, situando al peatón en el centro de la comunicación.

Además, para darle más profundidad a la campaña e implicar a todos los peatones en la convivencia en las aceras, Ogilvy ha desarrollado el concepto “Hagamos acera”, una verbalización movilizadora y muy “de calle” que englobará todas las acciones de comunicación que la DGT lance sobre nueva movilidad y la seguridad del peatón.

La reflexión de la agencia para plantear la campaña partía de la premisa de que todos somos peatones en algún momento y queremos sentirnos protegidos cuando paseamos. “Teníamos que comunicar que, si queremos disfrutar de algo tan de todos como las aceras, hay que cumplir ciertas normas”, comenta Félix Carral, director creativo de Ogilvy. “Así nace No Pasa”, continúa, “una campaña en la que hemos utilizado como recurso creativo preguntas de cultura general de las que no importa si conocemos su respuesta, pero si algo sí sabemos es que el patinete y la bicicleta, no deben pasar por la acera”.

Las piezas creativas juegan con numerosos datos como preguntar por los afluentes del Duero, la raíz cuadrada de 15 o dónde tomar el mejor bocadillo de calamares de Madrid, para concluir todas ellas de la misma manera, con el mensaje principal de campaña, “No Pasa”.

- Contenido relacionado -