El organismo de control de UK pide normas “más estrictas” para el imperio publicitario de Facebook-Google

El gobierno del Reino Unido “debe introducir nuevas medidas” para controlar el dominio de los gigantes tecnológicos Google y Facebook en la publicidad digital. Así lo declaró ayer el organismo de control de la competencia del Reino Unido. 

La petición de la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido (CMA) se produce un año después de que pusiera en marcha una investigación sobre la influencia de las plataformas estadounidenses, y analizara cómo recopilan y utilizan los datos personales de los consumidores.

En 2019, Google y Facebook representaron casi el 80% del gasto en publicidad digital del Reino Unido, que fue de aproximadamente de € 15,400 millones, según datos de la CMA.

El regulador advierte que aunque los servicios prestados por las empresas con sede en Estados Unidos son “altamente valorados”, juegan en contra del mercado y dejan fuera de juego a todas las plataformas que no pueden competir en igualdad de condiciones.

Así, el organismo propone una “Unidad de Mercados Digitales” que permitirá a los motores de búsqueda rivales acceder a los datos de clics y consultas de Google y restringir su capacidad de colocarse como el motor de búsqueda predeterminado.

Apoyamos la regulación que beneficia a las personas, a las empresas y a la sociedad y continuaremos trabajando de manera constructiva con las autoridades reguladoras”, explica Ronan Harris, vicepresidente de Google Reino Unido e Irlanda.

La CMA también recomienda que se ordene a Facebook aumentar su interoperabilidad con otras plataformas de redes sociales y ofrecer a los consumidores la opción de optar por publicidad personalizada.

- Contenido relacionado -