El nuevo Citroën Ami, ¿parece una tostadora?

La reconocida marca automovilística francesa, Citroën, ha decidido cambiar completamente su estrategia en una de sus últimas campañas. De esta forma, el Citroën Ami, uno de los coches eléctricos de la empresa, está dando de qué hablar gracias a un particular despliegue publicitario. Este ofrece de manera divertida e irónica, una visión de los defectos o pormenores del coche, de los que los consumidores podrían quejarse.

El diseño es uno de los principales focos de esta campaña burlesca sobre el pequeño Ami. El coche es más bien compacto, pues mide 2,41 metros de largo y apenas unos 1,39 metros de ancho, convirtiéndolo en una opción ideal para la conducción urbana. De la misma forma, estas dimensiones hacen que su diseño sea sin duda gracioso, viéndolo como un coche de juguete o incluso una tostadora.

Como vimos en la última imagen este innovador coche eléctrico puede ser comprado a través de Fnac, el gigante del retail especializado en cultura, tecnología y entretenimiento. Citroën ha llegado a un acuerdo con esta empresa francesa para comercializar su coche. Incluso, en el momento de su lanzamiento en Barcelona, la artista Conxita Herrero customizó uno de estos coches dándole un nuevo aire a su diseño de electrodoméstico.

Para el lanzamiento en Francia, Citroën se unió con la agencia publicitaria Buzzman, reconocida en el país por sus campañas disruptivas, contando también con la ayuda de la agencia Mediacom, para el proceso de despliegue de la campaña. El resultado fue esta divertida retahíla de burlas hacia el coche eléctrico. Sin embargo, estas burlas no han salido de la nada, pues el modelo Ami ya había presentado quejas por parte de sus consumidores en una primera instancia.

- Contenido relacionado -