El móvil es una herramienta clave en los ecommerce

El mobile commerce es una de las tendencias que mayor crecimiento está experimentando en la actualidad, y está inseparablemente conectada con el crecimiento de las compras dentro de las aplicaciones. Pero muchas empresas aún no siguen este camino y se apegan a los formatos y herramientas básicos, especialmente en marketing. En un sector tan rápidamente desarrollado y competitivo como el del ecommerce, mantenerse al día con las tendencias y los cambios es simplemente una obligación, y si las marcas no se enfocan en las aplicaciones, probablemente aprenderán esta lección muy rápidamente.

En 2019, eMarketer prevé que el gasto en publicidad móvil va a ascender a 232.340 millones de dólares a nivel mundial. Además, según Statista, se prevé que el tráfico global de datos móviles aumentará casi un tercio entre 2018-2021 y, la razón según los datos de la misma fuente, es que el número de usuarios de teléfonos móviles ha aumentado hasta casi los 2700 millones. Además, el 87% de los usuarios de dispositivos móviles emplean gran parte del tiempo en el uso de apps. 

El crecimiento incesante de la velocidad de internet también está también influenciando este proceso de manera constante año tras año. Con el objetivo de adaptarse a la era móvil, algunas de las grandes compañías de retail crearon sus propias aplicaciones, pero no todo debería quedarse ahí. En el mundo del comercio electrónico, donde las nuevas tecnologías y las formas de llegar a los clientes evolucionan cada mes, esto no es suficiente. Si las compañías no adaptan sus técnicas y no hacen partícipes a sus usuarios, sus marcas desaparecen. Por lo tanto, la pregunta principal para los profesionales de marketing de todo el mundo no es: debemos apostar por el móvil, es una evidencia, pero ¿cómo utilizar el potencial de los móviles en las ventas?

Pero, antes de analizar las posibilidades de crecimiento, es crucial conocer la idea detrás de la aplicación móvil. Hoy, cada marca, especialmente de la rama de comercio electrónico, debe tratar las aplicaciones como un nuevo canal de ventas y una nueva forma de mejorar la experiencia del cliente con la marca.


App vs web responsive optimizada para móviles 

De acuerdo con TechCrunch, las aplicaciones móviles tienen tasas de participación mucho más altas que las webs optimizadas para dispositivos móviles, y tasas de conversión entre un 100% y un 300% más elevadas. Este aumento en las ventas se debe al crecimiento en el volumen y también en la frecuencia de las visitas. Como indica el análisis de Bain & Co, los usuarios de las aplicaciones móviles recorren el camino del cliente tres veces más rápido y visualizan hasta cuatro productos más por sesión que usuarios de diferentes canales. 

Detrás de estos números podemos encontrar actividades y herramientas específicas, que no se pueden usar en sitios web optimizados para dispositivos móviles. En primer lugar, las aplicaciones se ejecutan y se cargan más rápido. Las personas utilizan mucho los dispositivos móviles y las aplicaciones, y al hacerlo están a solo un clic de distancia de su marca. 

Según el informe de App Annie, el tiempo dedicado a las aplicaciones de compras aumentó a 18.000 millones de horas en 2018 en todo el mundo. Se debe directamente a las posibilidades de conexión instantánea con los usuarios, lo que brinda a los profesionales de marketing muchas oportunidades para atraerlos, por supuesto a través de la aplicación, pero también a través de mensajes push, correos electrónicos, notificaciones, etc. Y esto nos lleva a la característica más importante de las aplicaciones móviles: la personalización. 

Conversiones móviles: el trato real se acerca a nosotros

Según los datos internos de RTB House, ya más del 80% de las existencias de inventario están en dispositivos móviles. Sabiendo todo eso, la conclusión es simple: la marca que se preocupa por la reorientación de su tienda virtual, debería preocuparse de la misma manera por la reorientación en las aplicaciones.

- Contenido relacionado -