El fascinante origen del Inbound Marketing

El mundo evoluciona a un ritmo acelerado y el marketing también evoluciona constantemente. Las empresas no usan los mismos métodos de persuasión que usaban en 1999. Ahora los consumidores aprecian mucho el valor que les facilitan las herramientas digitales y las redes sociales. El marketing “tradicional” está adaptándose cada vez más al marketing digital.

Es importante conocer el origen del Inbound Marketing para ver cómo está cambiando paradigmas y ayudando a las compañías a lograr sus objetivos de ventas.

¿Conoces el Inbound Marketing?

El Inbound Marketing busca conseguir los mismos objetivos que el marketing tradicional, pero su metodología es distinta. Se trata de una forma no intrusiva de llegar a los consumidores y para conseguirlo utiliza distintas estrategias.

Una de las principales es la creación de contenido que aporte valor al usuario. De esta forma se consigue persuadir y acompañar al posible comprador durante el proceso de compra hasta su transacción final.

En la definición de una estrategia de Inbound Marketing confluyen diversos elementos:  anuncios en RRSS o páginas web, la aplicación de estrategias de SEO, SEM, link building y creación de contenidos en blogs, podcast, videos o el e-mail marketing.

Sus inicios se remontan a la década de los 50 en el siglo XIX. En este tiempo se llevaron a cabo  técnicas de investigación de mercado cuyo objetivo era  despertar el interés por el  consumo de productos por parte de las personas, sin embargo, el concepto y su práctica todavía no estaban muy bien definidos.

Es durante  la década de los 50 y los 60 cuando la publicidad experimentó un verdadero auge. Lo importante en ese momento era  llamar la atención de los usuarios, persuadirlos y recopilar información sobre sus hábitos de consumo.

Por aquel entonces se hicieron servir campañas outbound en medios que ahora son tradicionales como anuncios de televisión y radio, ventas puerta a puerta, publicidad impresa, etc.

Esta tendencia se mantuvo con algunas variaciones con el paso de los años. Sin embargo, con la llegada de la web 2.0 se produjeron enormes cambios. El nacimiento de las redes sociales, los teléfonos inteligentes y la democratización de la información fueron clave para el nacimiento de una nueva forma de comunicación y de consumo.

Los consumidores dejaron de ser meros espectadores para convertirse en participantes activos. La comunicación entre usuarios  y compañías pasó a ser  bidireccional, entrando en un proceso de transparencia donde las opiniones y valoraciones de los usuarios sobre un producto o servicio son vitales.

Etapas del Inbound Marketing

  • Atraer: Se busca conseguir visitas a través de contenido original e interesante.
  • Convertir: Cobra suma importancia la generación de leads. Se busca que los usuarios se registren y proporcionen datos de interés para segmentarlos a través de  bases de datos.
  • Vender: Dado que el principal objetivo es conseguir conversiones, el contenido que se ofrece es el adecuado para generar ventas y colocarse por encima de la competencia.
  • Fidelizar: Si se ofrece una experiencia de compra positiva para el consumidor, es probable que sus compras sean recurrentes. Esto se traduce en una alta fidelización y la posibilidad de convertir a los consumidores en embajadores de la marca.

El Inbound Marketing genera resultados muy positivos, por ejemplo, por cada 370 visitas se genera un promedio de 12 registros y un lead cualificado. En tan solo un año, estos leads aumentan 5 veces su cantidad y, para el segundo año, hasta 14 veces. Esta misma métrica se da en  las visitas al website.

El Inbound Marketing es una inversión a largo plazo; no solo se posiciona como una de las tendencias más exitosas y utilizadas en la actualidad, sino que también consigue multiplicar  los activos de tu empresa.

- Contenido relacionado -