El encuentro entre storytelling y formatos novedosos fortalece las estrategias online de las marcas

Outbrain, la plataforma de discovery y publicidad nativa, presenta la evidencia de una estrategia de marketing digital ganadora que, al juntar un storytelling interesante con formatos publicitarios novedosos, ha sido capaz de fortalecer el vínculo entre la marca y sus audiencias durante el confinamiento.

Es el caso de la marca Red Bull que, además de su conocido producto capaz de ‘dar alas’ a sus consumidores, se ha centrado en lo digital para crear experiencias ‘extremas’, con el objetivo de seguir transmitiendo los valores de la marca a sus públicos.Red Bull estimula la mente y el cuerpo desde 1987, gracias a su bebida energética Red Bull® Energy drink, actualmente distribuida en 171 países de todo el mundo y con un consumo de 7.500 millones de latas sólo en 2019. Además, es una empresa de medios que produce contenidos deportivos de entretenimiento y educativos y los distribuye con un enfoque centrado en la audiencia (user-centric). En 2020, en condiciones de distanciamiento social conocidas por todos, la marca quiso invertir en digital para seguir satisfaciendo los intereses de su audiencia. Lo hizo con el proyecto “Drive Me Crazy”, la primera serie original producida en Italia por la marca, en colaboración con Discovery. El programa cuenta el punto de vista de Red Bull relacionado con el mundo de los deportes de motor, sobre dos y cuatro ruedas, y tiene como protagonista a la periodista deportiva Irene Sanderini, lidiando con 6 desafíos de conducción entre Italia y Europa.

Si bien los deportes extremos no tienen nada que ver específicamente con la bebida energética en sí, esta asociación encaja creativamente en la esencia de la propia marca Red Bull, ya que las personas obtienen energía de la bebida para la actividad física extrema. A través de contenido emocionante, creativo y fresco, la marca alcanzó a sus clientes a través de un storytelling experimental, respaldado por la plataforma premium de Native Discovery de Outbrain, adoptada para dirigir tráfico de calidad a la web del proyecto.

Para el lanzamiento de Drive Me Crazy en RedBull.com, la marca probó Carousel, el formato nativo más novedoso de Outbrain. Carousel permitió a Red Bull resaltar todos los episodios de su serie con imágenes y titulares atractivos, alcanzando a un público más interesado en los deportes de motor, a través de la red de publishers premium de Outbrain.