El Club de Creativos presenta la XXI edición del Anuario de la Creatividad Española

El Club de Creativos presenta la XXI edición del Anuario de la Creatividad Española, que ha sido diseñada por el estudio barcelonés DuranaDurana. Esta vigésima primera edición ha sido fruto del momento. Una colaboración estrecha, pero en la distancia, y el trabajo en equipo, han permitido que este anuario vea la luz un año más. La situación nos ha obligado a adaptarnos, a conversar a través de pantallas y, con algunas directrices, a convertir a los miembros del jurado en protagonistas y fotógrafos. 

“Este anuario va de personas y de la unión entre ellas. Para describir esta unión, hemos utilizado como herramienta gráfica el ampersand, una ligadura que describe la relación de dos cosas que se ven involucradas de forma estrecha y se utiliza a lo largo del libro para poner en relieve a los clientes y a los creativos de todas las disciplinas que han colaborado en cada campaña”, señalan Alba y Axel Durana, responsables del diseño de esta edición. “El mundo de la creatividad vive gracias a clientes de mente abierta que se arriesgan y a creativos sin limitaciones. Solo de las buenas relaciones creadas entre ambos, y con la colaboración de los otros cómplices creativos, expertos en sus campos, que se unen a ellas aportando su talento, pueden surgir campañas de éxito como las que se recogen en este anuario. Una buena idea solo lo es cuando el cliente también se siente emocionado y partícipe de ella. Y este es el mensaje que hemos querido trasladar gracias al ampersand, que desde la portada y a lo largo de todas las páginas del libro, resalta la importancia del trabajo en equipo”

De acuerdo a los diseñadores, en su trabajo han utilizado el color como una herramienta de separación, usando el blanco/negro en todas las páginas que no fueran destinadas a mostrar campañas. “Así, visualmente, se pueden distinguir fácilmente las páginas que contienen proyectos premiados de las que no”.  

DuranaDurana ha trabajado una estructura visual para que los premios más relevantes tengan un mayor número de páginas en las cuales imagen y texto se complementan, lo que resulta menos estático y ayuda a que la lectura sea más agradable. “Nuestro objetivo era crear una pieza gráfica moderna y con personalidad. Un libro objeto. Con un color atractivo que hiciera un guiño al propio concepto, bien estructurado, y en el que los premios fueran fácilmente reconocibles gracias a la maquetación y al color de fondo”, afirman Alba y Axel.

- Contenido relacionado -