El cine anima a las marcas a aprovechar los comportamientos de los consumidores

 “The Irishman”, la película sobre el mundo de la mafia ofrecida en la plataforma de streaming Netflix, ha sido uno de los films más exitosos del año. Tras su estreno, la malicia de algunos de sus personajes y las escenas de violencia que le acompañan, provocaron, si lo comparamos con las dos semanas anteriores, un aumento del 40% en la publicidad de los llamados servicios profesionales (abogados, empresas de seguridad, etc..).

Aprovechando la entrega de los Óscars, y teniendo en cuenta lo anterior como un ejemplo del poder que tiene el cine para influir en el comportamiento de los consumidores, parece claro que las marcas cuentan con increíbles oportunidades de captación de nuevo público que se extiende más allá de la temporada de premios.

Mientras Hollywood despliega su alfombra roja, The Trade Desk, compañía global de tecnología publicitaria, analizó las tasas de conversión en torno a las fechas de lanzamiento de algunos de los éxitos más importantes de este año, tanto en Netflix como en el cine, y concluyó que un contenido atractivo puede hacer que los consumidores sean más receptivos a los anuncios relacionados con ese contenido.

Volviendo a la película “The Irishman”, sus espectadores también señalaron estar ocho veces más interesados ​​en los coches potentes que la población en general, y seis veces más interesados ​​en las artes marciales mixtas (MMA) y el Ultimate Fighting Championship (UFC).

Sin embargo, tras el último estreno  de la franquicia “Los Ángeles de Charlie”, sus espectadores tendieron a interesarse por distintos artilugios y dispositivos tecnológicos. Los porcentajes de conversión de los anuncios dedicados a tecnología aumentaron hasta un 30% en comparación con las dos semanas anteriores al estreno de la película, ya que los espectadores acudieron en masa a investigar sobre lo último en tecnología.  Aunque probablemente no tuvieron éxito en su intento de convertirse en súper espías, estos espectadores mostraron hasta 14 veces más probabilidades de interesarse por las noticias de los famosos y seis veces más probabilidades de llevar una alimentación saludable frente a la población en general.

Pero no todo son coches y dinero. El lanzamiento de la película “Los Dos Papas” provocó durante las dos semanas siguientes a su estreno, un aumento de hasta un 8% en el compromiso con la publicidad en verticales religiosos. Estas audiencias, a su vez, son seis veces más proclives a apoyar causas caritativas. Así mismo, este grupo es seis veces más propenso a interesarse por  el diseño de interiores y siete veces más propenso a dedicarse a alguna profesión relacionada con la arquitectura en comparación con el consumidor medio.

Por último, pero no menos importante, la secuela del exitoso thriller de los 90, “Jumanji”, tuvo también un claro impacto en el público: las escenas llenas de adrenalina impulsaron la conversión con anuncios de hasta un 20% en los deportes verticales durante las quince semanas posteriores a su aparición en las pantallas. También es probable que el teatro atraiga la atención de este público en particular: de hecho, son cuatro veces más propensos a disfrutar del teatro musical, lo que demuestra que es posible gozar con los “Miserables” en el teatro y a la vez, ser un fanático de los bichos espeluznantes.

Sobre estas conclusiones, Natalia Papiol, Directora General de The Trade Desk en España, señala: “Aunque no tendamos a asociar las películas con los anuncios online, estas conclusiones nos demuestran claramente la enorme influencia que las películas de la Gran Pantalla y las nuevas plataformas de streaming pueden llegar a tener en la actividad de los consumidores”.

Y añade: “Lo que está claro es que la oportunidad de publicidad para las marcas se extiende más allá del final de la proyección de la película. Para que las marcas puedan aprovechar al máximo estas valiosas, y a veces inesperadas, audiencias, necesitan los datos que les permitan dirigirse con la mayor precisión posible. Sin embargo, además de los datos, necesitan las herramientas adecuadas para obtener dicha información, o simplemente se perderán en las cifras”.