El «Banco Google» será una realidad en 2020: así es el proyecto Cache

Últimamente, las grandes empresas tecnológicas están ofreciendo servicios bancarios. Ya lo ha hecho Apple, Samsung, Uber o Facebook. Ahora es el turno de Google con su proyecto Cache. La compañía pretende ofrecer cuentas corrientes vinculadas a su sistema de pagos Google Pay a partir de 2020. El acuerdo se firmó el mes pasado y va a ser una nueva forma de ayudar a sus usuarios a beneficiarse de herramientas útiles orientadas a la gestión de sus finanzas.

Este proyecto tiene la colaboración del banco Citigroup (una de las mayores empresas financieras del mundo) y una cooperativa de crédito de la universidad de Stanford en California. Las cuentas comercializadas por el «Banco Google» estarían garantizadas por las entidades norteamericanas equivalentes a nuestro Fondo de Garantía de Depósitos, de acuerdo con la información del periódico estadounidense.

Aunque de momento no han trascendido muchos más datos, según The Wall Street Journal, una de las claves de esta operación reside en que las cuentas corrientes aportan mucha información de los clientes (por ejemplo, movimientos de ingresos y gastos), que el gigante online podría capitalizar para mejorar sus servicios, si bien, en un principio, no parece que el objetivo de Google sea vender datos.

Con su nuevo proyecto Cache, la compañía ha dado un paso más hacia el negocio bancario. Tendremos que esperar unos meses para ver cómo funcionan realmente sus cuentas corrientes y si tienen la aceptación esperada por parte de los usuarios.

Artículo anteriorJavier Pascual del Olmo se coloca al frente de Condé Nast Francia
Artículo siguienteRuavieja demuestra que vivimos en cárceles