El 73% de los españoles cree que la crisis climática será tan importante como la actual pandemia

Los ciudadanos se consideran tan responsables de la sostenibilidad del planeta como empresas, organismos internacionales y gobiernos, algo que ha ido variando desde una posición de meros espectadores hasta considerarse una parte fundamental en la actualidad. Así lo corrobora el estudio “La red del cambio: los consumidores frente al reto de la recuperación sostenible”, realizado por wallapop en colaboración con Ipsos. Se trata de un 83% de los españoles que, a través de sus hábitos de consumo y estilo de vida, impulsa la sostenibilidad del planeta. Tras el cambio de paradigma en el que nos ha sumido la COVID-19, wallapop explora en este estudio las preocupaciones medioambientales de los españoles antes y después de la pandemia, las nuevas actitudes de consumo responsable y el papel de la segunda mano como catalizador para el cambio.

Según datos del estudio, antes de la pandemia los españoles creían que la acción individual era fundamental y ya estaban poniendo en práctica cambios en sus hábitos de consumo para adoptar otros más sostenibles. El 83% consideraba que cada individuo es tan responsable de la sostenibilidad del planeta como el gobierno, los organismos internacionales y las empresas, y el 76% ya había cambiado sus hábitos anteriormente para luchar contra el cambio climático.

Tras la COVID-19, esta tendencia se confirma. Ahora un 87% de los españoles cree que puede influir en los cambios que vendrán y el 37% admite que intentará cambiar sus hábitos individualistas para pensar en colectivo. Las prioridades a largo plazo cambiarán y los ciudadanos se enfocarán en su comunidad más cercana. En términos de consumo, el 80% seguirá buscando productos más sanos y respetuosos con el medio ambiente y el 77% incorporará el comercio local a su consumo habitual. En cuanto a hábitos más sostenibles, dos tercios de los españoles están dispuestos a evitar productos nuevos, favoreciendo la reparación o comprando de segunda mano y una mayoría (88%) declara que separar los residuos y reciclar ya son parte de su nueva rutina post coronavirus.

Además, el 73% de los españoles cree que, a largo plazo, la crisis climática es tan importante como la de la COVID-19 y dos tercios apoya una “recuperación verde” para esta crisis. Casi la mitad (48%) de los españoles ni siquiera está de acuerdo en que los gobiernos se centren en recuperar la economía a toda costa, especialmente si eso significa tomar medidas que sean perjudiciales para el medio ambiente. Preguntados sobre si la COVID-19 llevará a un mayor activismo ambiental, el 51% cree que veremos más gente luchando por proteger el medio ambiente.

Además del cambio climático, que encabeza el ranking de las preocupaciones, los consumidores también ven efectos directos en catástrofes naturales y mares contaminados (45%), niveles de polución de un aire cada vez más irrespirable (36%), y una sobre utilización de plásticos de difícil desaparición (36%).

- Contenido relacionado -