El 66% de los gamers se define como jugador de consola

Los esports & gaming han tenido un desarrollo exponencial en los últimos tiempos, alcanzando durante el periodo de la cuarentena más de 3 billones de horas vistas en Twitch y un incremento del 89% en conversaciones sobre gaming en Twitter. Desde la unidad de esports&gaming, Momentum, lanza el estudio ‘We know Gamers’, que analiza en profundidad las actitudes, intereses y comportamientos de los gamers, así como su relación con las marcas y los patrocinios dentro del sector. 

El mundo de los videojuegos tal y como lo conocíamos hace apenas unos años ha cambiado radicalmente. Ha pasado de ser una industria definida por coger un mando y ponerse a jugar, a ser una forma de entretenimiento vista más que jugada, lo que supone un giro sobre cómo percibimos, consumimos y compramos videojuegos. De hecho, existe una percepción real entre los gamers de que los videojuegos superarán el ver y practicar deportes tradicionales en un futuro muy cercano. El 49% cree que pasará en los próximos dos años, el 23% en 5 y un 10% de aquí a 10 años. 

El 66% de los gamers se define como jugador de consola y el 36% de ordenador. No obstante, el 45% también se identifica como jugador de móvil. De media, el 88% de los jugadores mundiales juega unas 20 horas a la semana o más, mientras que el 52% lo hace al menos durante 30 horas. 

El gran cambio en el mundo del gaming es que ha pasado de ser algo en lo que se participa a ser algo que se ve y se consume. Así, el 48% de los encuestados consume videojuegos a través de plataformas online y casi un 30% pasa más de 20 horas al mes consumiendo este tipo de contenido. Una quinta parte de ellos crea sus propios videos para compartirlos online e incluso llegan a sacar rentabilidad de ellos. 

Game on: más allá del entretenimiento 

Los videojuegos, que se han convertido en los reyes del digital entertainment, también son una herramienta que permite a la gente conectar a niveles que no son posibles en la vida real. Fomenta la empatía cultural y el entendimiento. Lejos de promover la introspección, inspiran confianza, definen la identidad de los jugadores, transcienden generaciones y los conectan con profundas experiencias emocionales. 

Así, el 61% afirma que los videojuegos mejoran su vida y el 54% declara que ser jugador es parte de cómo se definen como personas. La mitad de los gamers dicen que les ayuda a ganar confianza, mientras que el 39% son más extrovertidos gracias a los videojuegos. Además, para un 80% supone una herramienta para liberar estrés. 

Por otro lado, los esports & gaming se han convertido en una nueva red social, en la que casi un 70% juega con otras personas o en grupo y que a muchos les sirve para conectar con otros jugadores. Tanto es así, que es más probable que los gamers hablen con sus amigos online que en persona (52%) y es también el lugar donde les resulta más fácil conocer a gente nueva (51%). 

El patrocinio en los esports: un territorio favorable para las marcas 

Más de un 60% de los gamers está abierto a que las marcas patrocinen a un jugador concreto o equipo, mientras que un 48% percibe auténticos los productos publicitados por otros gamers o equipos. De hecho, la posibilidad de que se compren un producto patrocinado por un jugador o equipo aumenta en un 44%

El patrocinio en los eventos aumenta la predisposición de la audiencia hacia las marcas, lo que “muestra que hay verdaderas oportunidades en la industria de los esports & gaming” según afirma el CEO y Chairman de Momentum, Chris Weil. Una industria en la que la mayoría de los consumidores son conscientes de los sponsors y consideran que el patrocinio es positivo para su deporte sobre todo por la inversión que supone, ya que la diferencia en relación a otros deportes o actividades equivalentes sigue siendo muy notable. 

Artículo anteriorBululú empieza a trabajar para Eroski Club
Artículo siguienteReparto, el nuevo SPOT de #SOMOSFAMILIA