El 52,6% de las marcas aumentarán el presupuesto destinado a marketing en un 10% durante  el próximo año 

Top Marketing Trends 2023

Samy Alliance, alianza global de agencias especializadas de  marketing y comunicación basadas en el conocimiento del consumidor y la creatividad, afirma que el  65% de las marcas invertirán en Social Intelligence en 2023, con el objetivo de detectar las principales  preocupaciones de sus consumidores y enfocarse a personalizar las campañas. Esta afirmación se ha  realizado en el marco del lanzamiento de su estudio ‘Top 2023 Marketing Trends’, en el que se fijan  las principales tendencias del marketing para el próximo año tras una consulta a numerosos  profesionales del sector. 

Con tal de mejorar el alcance de las estrategias de marketing, así como investigar las posibilidades que  ofrecen las nuevas plataformas y tecnologías de comunicación, el 52,6% de las marcas aumentarán  el presupuesto de marketing en un 10%. Tan solo el 3% de las marcas se plantean que el aumento  supere el 70%. 

Tal como destaca Samy Alliance, los usuarios reciben una media de 5.000 impactos diarios sobre  marcas a través de las redes sociales y las plataformas digitales, por lo que diferenciarse del resto es  el objetivo de todas las marcas. En un entorno de ruido constante, la voluntad de las marcas es la de  hacer campañas personalizadas con un mejor alcance. Paola Sivila, Head of Strategy & OPS de Samy Alliance afirma: «Las marcas necesitan tener una personalidad radical y alzar la voz en  referencia a los temas que preocupan a la sociedad, expresando abiertamente su posición. Las marcas  que quieran llamar la atención deben consolidar su posición social y conseguir que los consumidores  se enganchen a su filosofía y forma de ver y entender el mundo».

Los usuarios se preocupan cada vez más por su privacidad, lo que dificulta que las marcas puedan  recopilar datos de interés de estos para generar una estrategia basada en datos. Con ello, las empresas  se encuentran en un momento crítico para poder descifrar las necesidades e intereses de los  consumidores, lo que les permite mantenerse relevantes entre el ruido. La Inteligencia Artificial se ha  convertido en el aliado para que las empresas puedan obtener información más procesable, misma  tecnología que permite crear experiencias personalizadas para los consumidores. 

Según el informe de Samy Alliance, la mitad de los profesionales encuestados van a mantener la  inversión realizada en Social Intelligence durante 2022 y un 15% va a destinar recursos a esta  tecnología por primera vez. Estos números, sumados al dato de que 6 de cada 10 marcas invertirá en  esta escucha social, son muestra de la importancia de esta tecnología para fijar los objetivos de un  plan de marketing del 2023, basados en datos reales sobre los consumidores. 

La escucha social permite que las marcas detecten menciones en redes sociales, blogs, foros y webs,  algo que también es de utilidad para determinar dónde están sus consumidores, así como para saber  el sentimiento que tienen los usuarios sobre ellas. Esta información es también un facilitador para las  compañías, pues les permite tener claro el formato de la comunicación según la plataforma y el  público al que se dirigen. En este sentido, Paula Irigaray, Research and Insights Director de Samy  Alliance aseguraba: «En un futuro sin cookies, es crucial conocer en profundidad a los  consumidores y tener su confianza. La escucha social permite que una marca conozca los intereses,  estilos de vida y tendencias de sus consumidores, facilitando la definición de las estrategias de  marketing». 

En un entorno en el que la generación de contenido no para de crecer, los consumidores prestan cada  vez menos atención y confían menos en las marcas. En este sentido, el presupuesto que se destina a  nivel mundial en campañas para superar a la competencia es de 622 mil millones de dólares, una suma  global entre todas las marcas. Con el objetivo de posicionarse y ser más llamativas que el resto, las  marcas están realizando una importante incursión en el mundo del entretenimiento

Samy Alliance asegura que el Brand Entertainment será una de las tendencias más destacadas del  próximo año. Tal como apunta la agencia, los formatos más usados para incluir contenido de marca  serán los concursos (39%) y los juegos (36%), seguidos de películas, documentales y series web. 

La industria del videojuego está experimentando también un aumento de inversión por parte de las  marcas, pues la experiencia inmersiva que ofrecen permite que las marcas ofrezcan su contenido de  una manera más amigable y poco invasiva. Tal como se apunta en el ‘Top 2023 Marketing Trends’, las  marcas entrarán en el sector del videojuego en un 35% más que en el año anterior. Según los  expertos de Samy Alliance, en 2023 veremos como las marcas mejoran videojuegos ya existentes,  integran eventos y experiencias en los mismos u ofrecerán objetos de marca para usar en el juego. 

Otra de las vías de comunicación con el consumidor que se verá incrementada en el siguiente año son  las comunidades descentralizadas. Aunque en menor medida que el resto, 2023 será el año en el que  las marcas comiencen a entender estos nuevos ecosistemas comunitarios, en los que se pueden  construir relaciones auténticas con los consumidores. Estos espacios permiten construir relaciones de  igual a igual, basadas en intereses comunes, con un fuerte sentido de pertenencia y que permiten la  co-creación, contribuyendo a una mejor relación y fidelización del consumidor al sentirse implicado  en la evolución de la marca.

- PUBLICIDAD -