El 2020 merece ser despedido con una ‘mierda de canción’

Este 2020 ha sido un “año de mierda”. Podríamos decirlo de cualquier otro modo, pero la verdad es que todos tenemos ganas de que por fin se acabe este dichoso añito. Y como buenos españoles, para celebrarlo, lo hacemos cantando. La despedida que proponen desde The Summer Agency (thesummeragency.com) es con un villancico, o como explica Ramón Azofra, CEO y fundador de la agencia, “con una mierda de canción”.

“Cuando apenas quedan unos días para una Navidad descafeinada, cuando organizar una cena de empresa o enviar jamones y botellas de vino es casi imposible, además de una muestra de insensibilidad, la única forma de homenajear a los clientes, compañeros del sector o cualquiera que nos preste oídos es hacerlo plantando cara a este maldito 2020 con lo que más nos une: la música, afirman desde la agencia.

Para Nacho Herranz, Director Creativo de The Summer Agency, y precursor de esta idea: “Hemos vivido año kafkiano, distópico, ruinoso, doloroso, aburrido. Un año de mierda, vamos. Y en cuanto esa palabra (mierda) apareció en la conversación, descubrimos cuál iba a ser nuestro regalo: una canción. Pero no una canción cualquiera, una verdadera mierda de canción para despedir como corresponde a un año de mierda”.

Y como explica, “el verdadero reto estribaba en conseguir que la pieza tuviera un regusto precisamente mierderillo, como hecho de cualquier manera, y que al mismo tiempo mostrase la calidad que merece un regalo hecho con cariño. Buscábamos un resultado entrañable, un obsequio self made, que son los que más ilusión hacen.

Para componer este villancico tan particular, la letra ha sido realizada por el propio Nacho, y no por un letrista profesional. De la música (“pegadiza como un chicle en un zapato”) se encargó el compositor Pablo Parser, un músico que ha realizado y realiza partituras memorables para el cine y la publicidad. Un proceso creativo que ha contado la colaboración, vía videoconferencia, como no podía ser de otra manera, de Ramón Azofra y Antonio Mendoza, director general de The Summer Agency, así como el resto de compañeros de la agencia. Unidos como nunca por este sentimiento común.

Y para crear el videoclip: “En Summer decidimos renunciar a  un ilustrador profesional para que nuestro regalo self made no pareciera comprado en unos grandes almacenes. Al final apostamos por el estilo de dibujo que Nacho utilizó para el story board del vídeo. Y es que aún no siendo un ilustrador, desde niño siempre le ha apasionado dibujar a su manera, “sin virtuosismo, sin haber tomado una sola clase, pero representando las expresiones con relativa exactitud”, nos explica. Una tarea que contó con el animador Rafa Cota para dar vida a esa “mierda” de dibujos, quien ha encontrado un equilibrio perfecto entre la eficacia en la animación y el acabado casero que buscábamos.

- Contenido relacionado -