Egipto intercambia el turismo por el transporte de mercancías

Mientras muchos países siguen recuperándose de los efectos del coronavirus, Egipto ya ha empezado a mirar hacia el futuro. Dado que los ingresos procedentes de fuentes turísticas, como los visados de viaje y las reservas en complejos turísticos, han alcanzado un mínimo histórico, Egipto considera que es el momento perfecto para realizar una fuerte inversión en sus infraestructuras nacionales. El objetivo es aumentar en gran medida la cantidad de tráfico de mercancías que Egipto puede hacer frente, con la esperanza de compensar los efectos negativos de la falta de turismo.

La crisis en el turismo golpea a Egipto duramente

Egipto es uno de los países más afectados por el coronavirus. El país ha sido tradicionalmente un destino turístico popular, pero en mayo del año pasado los ingresos por turismo cayeron casi a cero. Egipto se vio obligado a cerrar su popular sistema de visados online y a imponer una prohibición de entrada, como la mayoría de países. Recientemente el gobierno ha tomado medidas para reactivar la industria del turismo, aunque el número de contagios por coronavirus en Egipto sigue siendo considerable. El gobierno ha eliminado temporalmente la exigencia de visado para los viajeros que vayan a los populares destinos turísticos de playa del país. Esto significa que actualmente los viajeros extranjeros no necesitan un visado Egipto si tienen previsto visitar estas zonas. Además, Egipto ha anunciado que va a aumentar la validez del visado electrónico Egipto de 90 días a 5 años.

Sin embargo, con la incertidumbre que conlleva la Covid-19, no está garantizado que el turismo repunte en un futuro próximo. Por ello, el gobierno egipcio también está invirtiendo mucho en comercio e infraestructuras.

Inversión en ferrocarriles

El gobierno egipcio ha firmado recientemente un acuerdo con Siemens AG, la empresa alemana de electrónica, para construir un sistema de ferrocarril eléctrico de última generación que unirá las costas oriental y septentrional. El proyecto debería conectar los distintos distritos industriales de Egipto, lo que permitiría transportar la carga más rápidamente y en mayor cantidad. Con las líneas que conectan directamente con los distintos puertos de Egipto, se espera que la eficacia del transporte aumente considerablemente. Se calcula que el proyecto costará unos 22 000 millones de dólares y se espera que esté terminado en 2023. 

Además, la Autoridad Ferroviaria Egipcia (ERA) se propone aumentar la cantidad anual de carga transportada a través de su sistema ferroviario de 3 millones de toneladas a 25 millones de toneladas para 2025.

Aviones de pasajeros convertidos en aviones de carga

Como consecuencia directa de la crisis turística provocada por el coronavirus, Egipto ha empezado a convertir los aviones de pasajeros en aviones de carga. Recientemente, EgyptAir Cargo ha transformado tres aviones de pasajeros, cada uno de los cuales tiene una carga útil máxima de casi 60 toneladas. En lugar de utilizar aviones viejos y fuera de servicio para los viajes de carga, EgyptAir ha declarado que esto ahorrará a la compañía mucho en costes de mantenimiento y operación, lo que en última instancia garantizará mayores beneficios.

Reapertura del puerto del Sinaí

A principios de enero, el puerto de Al-Arish, en el Sinaí, recibió su primer buque de carga en años. La zona del norte del Sinaí ha estado durante mucho tiempo vedada a todo tipo de transporte debido a los conflictos entre el ejército y el ISIS. El gobierno egipcio cree ahora que la amenaza se ha contenido lo suficiente como para reabrir el principal puerto del norte del Sinaí y permitir de nuevo el transporte de mercancías. La apertura del puerto de Al-Arish forma parte de un plan más amplio del gobierno para invertir en la región del norte del Sinaí, con el objetivo de impulsar la industria y el crecimiento del empleo en esta zona en dificultades.

- Contenido relacionado -
Artículo anteriorEl mercado de los juegos de mesa en España sigue fuerte
Artículo siguienteOutbrain lanza Content Coalition para impulsar el intercambio de audiencias entre publishers