Dream On

La seda tiene propiedades acariciadoras que son una experiencia muy intensa cuando roza la piel. Su suavidad y fragilidad no está reñida con la contundencia en cuanto a lo que cuenta al tocarnos.

Algo así es la música de la sueca Alice Boman, canciones delicadas y soñadores, suaves y elegantes, que se deslizan por nuestros oídos como la seda lo hace por nuestra piel. Para componer su disco debut, Dream on, Boman se aisló en una casa de campo de su país y así concentrarse en componer y jugar, con la naturaleza, con sus músicas, con su cine.

Un disco íntimo que hace soñar con lugares remotos y mágicos, en donde los problemas cotidianos que se viven en las ciudades se ven ajenos a la vida, un disco hermoso y grácil.

- Contenido relacionado -