Diez tendencias que observar en el 2018

Desde J. Walter Thomson Spain nos muestran un extracto interesante de las tendencias culturales, sociales y tecnológicas que marcarán el 2018. Estas tendencias han sido elaboradas por nuestra unidad global de JWT Intelligence que elaboran activamente reports sobre temas de actualidad que afectan a las marcas.

El nuevo año vendrá marcado por la esperada Realidad Aumentada y la sofisticación del consumo. Las marcas se centrarán más que nunca en su lenguaje visual, en la diversidad, y en adoptar comportamientos más transparentes y éticos. Asimismo, el nuevo año se caracterizará por una sociedad que avanza hacia un mundo post-hípster, donde surgen los Xennials, como una nueva micro-segmentación bisagra entre los Millennials y la Generación X.

  1. Streaming wars: No es ninguna novedad que la difusión tradicional de los contenidos multimedia se está transformando. Sin embargo, aunque Netflix y HBO continúan siendo las plataformas en streaming y VOD (video-on-demand) más populares, otras alternativas están surgiendo para hacer frente a su reinado. En este nuevo escenario competitivo, desde gigantes tecnológicos como YouTube Paid o pequeñas start-ups como Screening Room (películas en cartelera para disfrutar en casa) intentan ganarse su sitio en los consumidores ofreciendo nuevos servicios añadidos y diversificando las opciones (por ejemplo, plataformas exclusivas de películas de terror u originarias de Bollywood).
  2. Diversidad e Interseccionalidad: La generación Z ha sido una de las más participativas de los movimientos en contra del sexismo y de apoyo a la diversidad social. Como consecuencia, cada vez son más las compañías que se ven presionadas para mejorar en cuestiones de diversidad, interseccionalidad e inclusión social. Si las marcas quieren llegar a los públicos más jóvenes han de construir su filosofía teniendo en cuenta estos valores desde el principio.
  3. La URL se transforma en IRL (In real life): ¿Quién dijo el que sector retail había muerto? Lejos de entrar en un profundo debate sobre su situación actual, grandes empresas de e-commerce están abriendo tiendas físicas como parte de nuevos canales de marketing. Alibaba o Amazon han montado sus propios locales en la ciudad que combinan sofisticados sistemas de pago online con la experiencia de compra offline. Y no es de extrañar, aunque las ventas online son descomunales, los consumidores aún siguen disfrutando, viendo y tocando los productos antes de realizar la compra. Y la evolución no ha sido sólo en el sector retail. Otras empresas originarias como app’s han pasado al mundo real. Es el caso de Bumble, una app de citas que ha lanzado su propio espacio físico donde invita a aquellas personas cansadas de la frialdad de un match a conocer y tener citas con gente nueva y de otras comunidades.
  4. Internet of ears: Aunque hace años pareciera ciencia ficción, los avances en sistemas de reconocimiento de voz y en procesadores naturales del lenguaje (NLP) nos han habilitado la capacidad de hablar con los dispositivos electrónicos. Amazon Echo con Alexa o Google Home ya fueron pioneros en desarrollar esta nueva tecnología, sin embargo, esta nueva corriente está evolucionando e intenta ir más allá del IoT: hablar con tu televisor para cambiar de canal o encender la lámpara mediante la voz se están convirtiendo en algunas de las funcionalidades más deseadas por los consumidores.
  5. Mood food reaches mass: ¿Estás de bajón? Pues quizá deberías de cambiar tu alimentación. Desde hace años un buen estado físico ha estado ligado a una dieta sana y equilibrada, sin embargo, son cada vez más los consumidores que están comprendiendo el impacto que tienen los alimentos sobre su salud mental. Y no es sólo un tema exclusivo de la medicina o dietética, algunas marcas como Pizza Hut y su ‘Blue Monday Pizza’, ya intentan abrirse hueco en el mercado de masas ofreciendo productos y servicios ligados a esta tendencia.
  6. LA RA ya está aquí (y todo indica que para quedarse): En 2017, la Realidad Aumentada (AR en inglés) pasó de pertenecer exclusivamente a un nicho tecnológico a convertirse en un must-have de la tecnología. Es por eso por lo que se prevé que en 2018 se convierta en la tendencia tecno por excelencia. Si el videojuego móvil Pokemon Go ya abrió la brecha en 2016, la inclusión de esta tecnología en nuevas y sofisticadas aplicaciones, espejos en tiendas de ropa, e incluso deportivas, harán que la realidad aumentada esté más presente que nunca en nuestras vidas.
  7. Lujo Hipster: El lujo tradicional ya no funciona con las generaciones más jóvenes. Los Millennials rechazan el lujo empalagoso y opulento que sus predecesores podrían haber considerado como signo distintivo de buena vida. En cambio, prefieren una nueva forma de lujo basada en un diseño moderno, menos ostentoso y que ofrezca nuevas experiencias que se adapten a gustos muy específicos.
  8. Brandlessness: La nueva era de las marcas blancas): Marca blanca ya no es sinónimo de baja calidad. Una oleada de empresas emergentes, están comenzando a ofrecer productos premium a un precio asequible y alta calidad. Se les denomina compañías direct-to-consumer (directas al consumidor) y su filosofía está ligada al modelo de consumo Millennial, ofreciendo no sólo máxima calidad a un precio asequible si no que un diseño atractivo y minimalista, gran variedad de productos (puedes encontrar tanto cremas para el cuerpo como maquillajes o comida), libres de gluten y conservantes artificiales, y con un propósito eco-friendly.
  9. Adult Play (Experiencias inmersivas diseñadas para ‘niños grandes’): Ser adulto no significa renunciar a todo lo que es ser niño. Nuevas experiencias lúdicas inspiradas en la niñez están surgiendo como método anti-estrés a los más mayores. El hit de los libros para colorear Mandalas, castillos hinchables a pie de oficina e incluso discotecas con piscinas de bola, son alguno de los servicios que algunas marcas ofrecen a modo de desconexión y donde la nostalgia también desempeña un papel fundamental.
  10. New Adulthood: ¿Cómo serán los adultos en 2020? Una nueva generación está surgiendo a partir de una brecha entre los Millennials y la generación X, los llamados ‘Xennials’. Este grupo abarca desde los 30 hasta los 45 años y a él pertenecen aquellos que se ven demasiado mayores para ser millennials pero su estilo de vida no acaba de encajar con los X. Son consumidores que les encanta disfrutar de nuevas experiencias que les hagan pasar un momento inolvidable, pero desde un punto de vista más adulto y refinado. Por ello, las marcas han de estar alerta y adaptarse a la cultura de esta nueva generación que comienza a pisar fuerte.