Descubre el nuevo algoritmo de Facebook

179

Facebook cambia su algoritmo y ahora prioriza aquellas contenidos que son capaces de provocar interacciones entre usuarios dentro de una misma publicación. ¿Qué significa esto para las marcas?. En primer lugar, la red social pasa a ser una plataforma más o menos creativa de paid media y, en segundo lugar, vamos a ver cómo las páginas de empresa se convierten en un servicio en el cual las personas interactúan las unas con las otras más que entre ellas y la marca.

Facebook Pages, de la relevancia al paid

Si los contenidos que generan interacciones sociales tienen preeminencia sobre los contenidos de las marcas, ¿qué pueden hacer éstas para no perder su posicionamiento en la red? A esta cuestión intentaron dar respuesta en el foro #FacebookReady en el que participaron Rich Burgess, Social Media Manager en Audi UK; Lauren Davey, Head of Digital Content Distribution en Barclaycard Business; Peter Heneghan, Head of Communications at LADbible, y Leo Ryan, Vice President of Customer Success EMEA en Spredfast.

Las conclusiones fueron tres y claras:

  • Facebook pasa a convertirse en una plataforma donde el contenido de marca cercano, con sentido para el usuario, relevante y capaz de generar debate será capital para la performance de las páginas de las marcas.
  • El servicio de atención al cliente toma cada vez más protagonismo en las páginas, ya que efectivamente este tipo de interacciones son de las más relevantes para los usuarios.
  • Las páginas de marca deben convertirse en influencers, es decir, deben contar con un buen número de seguidores reales, generar muchas recomendaciones, contenido compartido y aumentar la viralidad.

¿Cómo afecta esto a los portales de salud?

Las páginas en Facebook dedicadas a la salud deberán acercarse más al modelo de plataforma de pacientes que a páginas centradas en la marca como tal. Las interacciones con stakeholders de gran influencia también beneficiará a las páginas. Además, Facebook se afianza como una plataforma exclusivamente paid para los KPIs clásicos de alcance, interacciones y fans. En la práctica, los resultados orgánicos desaparecen y las marcas deberán replantear su inversión si quieren optimizar los hitos conseguidos durante los últimos años.