Danone cambia la fecha de consumo preferente por la fecha de caducidad en sus etiquetas

Un tercio de la comida que se produce a escala mundial se desperdicia. En España, cada persona desecha 77 kilos de alimentos al año, de los que un 42% se generan en los hogares. Además, el desperdicio alimentario es el responsable del 7% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Para luchar contra estas cifras y contribuir a la sostenibilidad de los recursos naturales, Danone ha iniciado la implementación de la fecha de consumo preferente en el etiquetado de sus yogures, en lugar de fecha de caducidad. El cambio ha sido anunciado hoy de la mano de Too Good To Go, movimiento de referencia que lucha contra el desperdicio de alimentos, en un encuentro virtual transmitido desde el centro I+D Isaac y Daniel Carasso de Danone en Barcelona.

La fecha de consumo preferente está siendo implementada de forma progresiva en el porfolio de yogures de Danone, en las referencias en las que se garantizan los máximos estándares de calidad y seguridad alimentaria. Marcas como Danacol, Actimel y Alpro ya cuentan con este etiquetado. Durante los próximos meses se implementará en Vitalinea y Densia, y en septiembre le sucederán Activia, Danonino, marca Danone y Oikos. En total, el 78% de los productos de Danone en España contarán con fecha de
consumo preferente.

Por un futuro sin fecha de caducidad: mira, huele, prueba
Junto a Too Good To Go, movimiento referente en la lucha contra el desperdicio de alimentos, Danone promueve iniciativas de concienciación con el objetivo de despertar la conciencia sobre un futuro sin fecha de caducidad: con menos desperdicio alimentario y una reducción de la huella de carbono.
La lucha de Danone contra el desperdicio alimentario se origina por dos motivos principales.

Por un lado, hay millones de personas que pasan hambre en el mundo mientras se desechan toneladas de comida. Por otro, el desperdicio de alimentos es responsable del 7% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ejemplo, salvar del desperdicio 1 kg de yogur (8 unidades), supone salvar 1,8 kg de emisión de CO2, según datos de DanPrint, herramienta interna desarrollada por Danone que permite medir las toneladas de CO2 liberadas a la atmósfera.

Según apunta Too Good To Go, más de la mitad de los consumidores españoles no saben
diferenciar entre fecha de caducidad y fecha de consumo preferente.


Un cambio necesario en un momento excepcional Danone forma parte del movimiento “Marcas Waste Warrior” de Too Good To Go, una comunidad de marcas comprometidas con la lucha contra el desperdicio de comida.

Según la Comisión Europea, el etiquetado de los alimentos es el responsable del 10% de toda la comida que se desperdicia en la Unión Europea. La fecha de consumo preferente indica el momento hasta el cual el alimento conserva la calidad prevista, una vez sobrepasada esta fecha, aunque pueda haber cambios de sabor, olor o, textura, el alimento sigue siendo seguro para su consumo siempre que esté en buenas condiciones de conservación y mantenga su envase en buen estado.
La fecha de caducidad, en cambio hace referencia a la seguridad del alimento, por lo que no se debería consumir nada caducado, independientemente de su estado o conservación.

- Contenido relacionado -