Cosmética vegana, la última tendencia en belleza responsable

¿Qué es la cosmética vegana? Esta es la pregunta que se hacen muchos compradores de productos de belleza que buscan un consumo responsable con el medio ambiente y productos más saludables. Rebold, empresa de marketing y comunicación basada en el análisis de datos, ha analizado la conversación en internet en torno a este segmento que empieza a despuntar, sobre todo entre mujeres, aunque todavía poco conocido para el gran público. Por ejemplo, en Twitter, ellas protagonizan el 100% de la conversación.

La cosmética vegana se refiere a productos de belleza no testados en animales y sin aditivos químicos, por lo que están producidos con ingredientes naturales. Gracias a ello son más sanos para el cuerpo humano, respetan el medio ambiente y protegen a los animales. Estos productos son aún minoritarios en el mercado, pero están en clara expansión, según se desprende del análisis de Rebold.

Varias marcas han lanzado al mercado líneas de productos de cosmética vegana, como Lush, Goa Organics, ICON, The Body Shop, Rituals o Freshly Cosmetics, que centran la conversación, según el análisis de Rebold.

Se trata, en su mayoría, de productos premium, con un precio más elevado que el de las opciones tradicionales, por lo que se enfocan a consumidoras con un mayor poder adquisitivo o con un profundo interés por la sostenibilidad.

En este sentido, no hay aún una compañía que esté dominando este territorio. Los consumidores de productos veganos están buscando marcas de referencia y uno de los términos más usados en Google es “cosmética vegana marcas”.

De hecho, muchas de las búsquedas están relacionadas con el intento de saber si supermercados como Mercadona o Lidl, así como El Corte Inglés, venden cosmética vegana, según datos de Answer the Public, recopilados por Rebold. Esto demuestra, por un lado, que las consumidoras desean encontrar estos cosméticos en tiendas que tradicionalmente venden productos con una amplia gama de precios, muchos de ellos ajustados, lo que abre la puerta a nuevas oportunidades de negocio.

Las empresas que trabajan este segmento de productos de belleza tienen claras oportunidades de negocio, ya que todavía no hay marcas posicionadas ni existen productos a precios asequibles”, resume Nacho MartíConsumer Intelligence Manager de Rebold.

Los cosméticos veganos más buscados, por orden de volumen, son: crema veganamaquillaje veganochampú vegano y gel vegano. Por otro lado, las búsquedas confirman que el interés de las consumidoras también está relacionado con el cuidado de su propia salud. De hecho, buscan productos libres de sustancias consideradas potencialmente perjudiciales en determinadas cantidades, como ftalatos, DEA, TEA, MEA, aluminio, parabenos, sulfatos, petroquímicos, parafinas o petrolatos.

Aunque se trata de un sector con amplio margen de crecimiento, ya hay algunas marcas que están tomando posiciones gracias al impacto que generan los influencers. Algunas, como Laura Escanes (1,7 millones de seguidores), Claudia Ayuso, Azahara o Carlota Bruna ya promueven estos productos veganos en sus perfiles, lo que está incrementando el interés entre los jóvenes por la cosmética vegana.

En otros casos, influencers como Carlos Ríos, quien tiene 1,5 millones de seguidores interesados en comida sana, se unen a la tendencia de la cosmética vegana por formar parte más de un estilo de vida que de un producto de consumo como tal.

Respecto a los valores, las marcas vinculan mucho sus productos con la sostenibilidadnaturaleza o incluso se relacionan con comida vegana y asuntos afines a la inclusión social.

Y es que la cosmética vegana es una pieza más en un puzle amplio que se centra en una vida más natural y saludable, responsable con el medio ambiente y cruelty free, eliminando productos químicos y artificiales de los productos que se van a utilizar como tratamiento de belleza. Un nuevo movimiento que gana adeptos sin parar y que, en los próximos años, se convertirá probablemente en una fiebre de consumo de primer nivel.

- Contenido relacionado -