El COVID-19 es una pandemia global, no un briefing para ganar en Cannes. No son palabras nuestras, son de Anselmo Ramos, fundador de GUT, pero reflejan perfectamente nuestra postura desde que comenzó esta locura.

Desde hace tres semanas tenemos que resolver (en horas) multitud de briefs de nuestros clientes, que nos piden tener presencia en este momento, crear marca, estar ahí. Cada día los equipos creativos nos presentan diferentes proactividades, acciones, iniciativas o como queramos llamarlo, ideas para comunicar en estos tiempos difíciles, ideas para ser notorios justo cuando menos deberíamos serlo.

Creo que todos estamos de acuerdo en que existe una delgadísima línea entre el oportunismo y hacer lo correcto. Por eso desde el primer día de confinamiento en la agencia nos pusimos tres mandatories, y para que planteáramos empujar una idea, esta tenía que cumplir uno de ellos. O ayudaba, o entretenía o animaba. Todo lo demás nos parecía que no tenía lugar.

Está claro que hacemos anuncios, no salvamos vidas. Pero es cierto que nuestra industria tiene una gran responsabilidad en un momento como el que vivimos. Para la carrera de un creativo hay pocas cosas que estimulen más que levantar un León en Cannes, pero esta vez podemos hacer algo mucho más grande. Ayudar. Ayudar de muchas maneras. Ayudar de verdad, sin pensar en que si además le añades un perfil de Instagram también podrás inscribir la idea en mobile. Sin pensar en nuestro ego.

Y con esto en la cabeza llegamos a algo que va en contra de nuestra naturaleza, del ADN de una agencia de publicidad. Hemos visto como ideas que encajaban perfectamente en un brief eran eliminadas sin dudarlo porque en Nueva Zelanda, en el 97, alguien había hecho algo parecido. Buscamos la originalidad en todo lo que hacemos. Es el primer mandamiento del creativo. No Copiarás. Pero quizá este sea el único momento de nuestras carreras en el que copiar tenga sentido. Y es que, en este lío en el que estamos, si una idea
ayuda ¿por qué no replicarla para otros clientes?

A día de hoy lo mejor que podemos oír es “Eso está hecho ¡Y funcionó!

COPIÉMONOS es algo muy simple, seguramente no sea un ideón, pero tampoco es esa la intención. Es una plataforma en la que recogeremos ideas que estén ayudando en esta crisis. Que funcionen. Para que nos sirvan de referencia o inspiración a la hora de proponer cosas a nuestros clientes, para intentar unirnos a iniciativas ya en curso o para sencillamente fusilar eso que tan bien ha ido. Y pedimos la ayuda de todos para tener cuantas más ideas mejor. Si habéis hecho algo que haya ido bien, compartidlo. Si habéis visto algo que haya ido bien, compartidlo. No somos nadie para decir a los demás qué hay que hacer, o dar lecciones, sólo
queremos salir de esto ya. Haber hecho todo lo posible por ayudar. Y ojalá pronto volvamos a poder permitirnos matar una idea porque esté hecha.”

Jesús Lada y Nacho Soria.
Havas Spain.