Consejos para evitar fraudes en ecommerce

El comercio electrónico en España no ha dejado de crecer desde marzo del año pasado, un informe publicado recientemente por Salesforce ha confirmado esta tendencia al alza con un aumento del 65% en este primer trimestre del año. Esto, unido al aumento de la tendencia de ahorro de los hogares españoles que buscan cada vez productos a mejores precios, se presenta como el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de fraudes y estafas online. 

Con motivo del Día Mundial de Internet, que tendrá lugar el 17 de mayo, el equipo editorial de Chollometro -formado por expertos en compras online y e-commerce, ha recopilado distintos consejos que todo comprador debe seguir para evitar sufrir un fraude cuando realice sus compras por internet.

  • Chequea los precios del e-commerce y las opiniones de otros usuarios: que todos los productos de un e-commerce tengan precios irrisorios es un indicador de que se trata de un gancho para que el usuario compre atraído por este factor. En ese sentido, las opiniones de otros compradores que hayan realizado algún pedido previamente allí también son fundamentales. Comparar precios de diferentes tiendas online o recopilar opiniones puede llevar mucho tiempo que los usuarios pueden no tener, por eso las plataformas como Chollometro son clave y ayudan a tener una visión general y ordenada de todo siempre con la fiabilidad de que los expertos lo han revisado.
  • Verifica el tráfico que ha tenido el e-commerce los últimos meses: un tráfico bajo puede ser una señal de estafa ya que, normalmente, la mayoría de tiendas online manejan tráficos altos. Herramientas como Similar Web permiten conocer el número de visitas mensuales, el país de origen de la página web o el ranking de cada país para hacernos una idea de dónde estamos comprando.
  • Comprueba el certificado HTTPS: el uso del certificado https no es determinante, pero mejora que la privacidad de los usuarios al navegar y evita que la información pueda filtrarse.
  • Fíjate en el diseño de la web y en en la fecha de creación del dominio: aunque parezcan dos aspectos livianos, el diseño de la web y la fecha de creación del dominio pueden ser determinantes a la hora de detectar un fraude. En muchas ocasiones los e-commerce fraudulentos son webs mal construidas y poco atractivas debido a que se ha diseñado de forma rápida y su dominio es de reciente creación puesto que suelen cambiarlo habitualmente para engañar al usuario.
  • Antes de efectuar el pago es importante informarse de cuáles son los métodos permitidos: hay muchas páginas de internet que solo permiten transferencias a depósitos o utilizan Western Union, dos formas de pago que indican que puede tratarse de un fraude debido a que no tienen retorno ni trazabilidad. En ese sentido, para tener un extra de seguridad siempre es recomendable utilizar métodos de pago como Paypal que permiten abrir disputas.
  • ¿Quién está detrás de ese e-commerce? Conoce las condiciones y políticas: muchas veces el usuario ve este aviso molesto y no le presta atención, pero ser conscientes de las persona física o jurídica que está detrás de cada tienda, del servicio que nos ofrece y sus políticas de privacidad son aspectos que indican la fiabilidad de ese sitio web y que, en caso de no existir, indican que nos encontramos ante una estafa.
- Contenido relacionado -