Condé Nast se une a la Carta de la Moda para la Acción Climática

Condé Nast ha anunciado su compromiso global para ser un agente activo y promotor de la concienciación contra el cambio climático. Condé Nast se ha convertido en la primera compañía editorial en unirse a la Carta de la Industria de la Moda para la Acción Climática y que se compromete a optimizar de forma sostenible el embalajede sus productos como parte del Compromiso Global por la Nueva Economía del Plástico de la fundación de Ellen MacArthur.

A través de estos acuerdos, iniciativas y objetivos específicos de responsabilidad, la compañía impulsará estándares medioambientales más elevados, así como un cambio sistémico para enfrentarse a uno de los problemas más trascendentales del planeta: el cambio climático.

Además de estos compromisos, Condé Nast aprovechará la influencia de sus marcas, que llegan mensualmente a más de mil millones de personas en todo el mundo, para promover la lucha contra el cambio climático a través de sus propias operaciones con las industrias de la información y de la moda.

“Condé Nast es la cuna de las marcas más icónicas e influyentes del mundo. Como tal, forma parte de nuestra responsabilidad utilizar su influencia para despertar conciencias, definir los términos del cambio e identificar soluciones que garanticen que tanto nuestra audiencia como la industria estén informados, y se comprometan a participar de este cambio”, afirma Roger Lynch, CEO de Condé Nast. “Además, también tenemos la responsabilidad de gestionar nuestra compañía de la forma más sostenible posible. Nos comprometemos a evaluar, así como informar, sobre nuestro progreso en este ámbito, a la vez que nos esforzamos por ser mejores ciudadanos en un mundo global”.

Como primera compañía de medios firmante de la Carta, Condé Nast se une a otros importantes agentes de la industria de la moda, entre los que se incluyen Inditex, Kering y Stella McCartney para poner en valor las contribuciones del sector en materia de cambio climático, y asumir la responsabilidad en el camino hacia la neutralidad climática para conseguir un planeta más seguro. 

En consonancia con los principios de la Carta de la Industria de la Moda para la Acción Climática y con el objetivo de promover una acción climática más expansiva, Condé Nast trabajará con otros agentes de la industria para influir positivamente en el comportamiento del consumidor, promoviendo la reutilización de ropa, la moda sostenible, el uso de materiales innovadores y tecnologías que permitan reducir el impacto de la moda en el medio ambiente.

Condé Nast también es firmante del Compromiso Global por la Nueva Economía del Plástico, lanzado en octubre de 2018 por la fundación de Ellen MacArthur, en colaboración con el Programa de Medioambiente de las Naciones Unidas. En el año 2019 Condé Nast España y otros mercados internacionales comenzaron a aplicar una reducción progresiva del uso del plástico no reciclable utilizado en el retractilado de las revistas, tanto de las suscripciones como de la venta en kiosco, o en ambas, buscando eliminar por completo el uso de este tipo de plásticos y optar por alternativas más sostenibles basadas en el reciclado y en el uso de materiales biodegradables.

Condé Nast anuncia un plan en la misma dirección en sus publicaciones de Estados Unidos para el año 2020. A través del Compromiso Global por la Nueva Economía del Plástico, la compañía se compromete a eliminar completamente los plásticos de origen fósil no reciclables de todos sus productos en todos los mercados para el año 2025.