¿Cómo está la situación actual del periodismo constructivo en España?

AMI, la Asociación de Medios de Información, ha celebrado el webinar titulado Periodismo constructivo, una alternativa rentable pare reforzar la confianza de los lectores, en el que han participado Ramón Salaverría, catedrático de Periodismo en la Universidad de Navarra y vicedecano de Investigación de la Facultad de Comunicación, además de forma parte del directorio de Global Experts de Naciones Unidas; junto a Alfredo Casares, periodista, fundador y director del Instituto de Periodismo Constructivo y con experiencia en medios tanto nacionales como internacionales.

El evento se enmarca dentro del ciclo de webinars que lleva organizando AMI desde el pasado mes de septiembre y en los que trata diferentes temas de la máxima actualidad para el ámbito de los medios de comunicación.

El poner encima de la mesa el periodismo constructivo en nuestro país llega en un entorno de polarización global y de sobreabundancia tanto informativa como desinformativa, que no solo afecta al sector de la información, sino que salpica con recelo a la mayoría de instituciones del mundo, según han analizado los expertos en este seminario online organizado por AMI. Y han recordado que ya hay países donde este tipo de periodismo está más consolidado, como es el caso de Estados Unidos, Reino Unido, Dinamarca o Italia, donde se ha demostrado que con la publicación de noticias positivas “también es posible atraer a los anunciantes”.

Alfredo Casares ha asegurado que los periodistas en España “están entrenados para ser críticos y es difícil combatir el dramatismo. El periodismo constructivo es un desafío narrativo que debe ser complementario al periodismo tradicional. Requiere fortalecer la confianza y hay que incorporarlo a la estrategia editorial porque el impacto social será enorme. En uno o dos años tendremos cambios relevantes”. Y ha defendido que: “Hay que hacer un cambio y un esfuerzo, creando espacios para conversar y reflexionar, porque está demostrado que este tipo de periodismo también genera una mayor conexión del periodista con su profesión y con su entorno”.

Casares ha relatado que el Instituto de Periodismo Constructivo ha formado periodistas de España y Rumanía dentro del programa europeo Stars4Media, trabaja con varias facultades de Periodismo y actualmente desarrolla un programa de formación y asesoramiento a periodistas y medios del País Vasco, entre ellos Noticias de Gipuzkoa, miembro de AMI. “Muchos directores, como el de Noticias de Gipuzkoa, lo ven como una apuesta estratégica, y por eso son ellos mismos o personal directivo de su confianza quienes están asistiendo a los talleres, con idea de extender estas prácticas en sus redacciones. Hay un interés evidente, ganas de explorar nuevas perspectivas, tanto por parte de las empresas como de los propios periodistas”, ha agregado. “Les estamos ayudando a capacitar a sus equipos y a incorporar el periodismo constructivo a sus estrategias editoriales”.

Ramón Salaverría, por su parte, ha asegurado que, más que una alternativa, “el periodismo constructivo es un complemento. Es cubrir un hueco vacío con muchos beneficios sociales y también económicos”. Y lo ha defendido asegurando que “está comprobado que se comparten más noticias enfocadas a soluciones que sólo las centradas en problemas”. También ha comentado que, en España, los medios están muy ideologizados, en especial los de carácter más nacional, y que el periodismo constructivo es una práctica más habitual en los periódicos regionales. “Este tipo de periodismo requiere una proximidad con la sociedad y es más fácil en entornos locales”. 

Para finalizar, ambos han defendido cómo el periodismo debe ser parte del “liderazgo social. Un creador de espacios que acompañe a la sociedad en estos difíciles momentos que estamos viviendo”.

- Contenido relacionado -