¿Cómo es el armario de las españolas?

“El precio fue el principal factor que tuvieron en cuenta los españoles a la hora de elegir ropa y accesorios en 2021”, tal y como se desprende en la nueva edición del Estudio AIMC Marcas 2021, elaborado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC).

Se trata de uno de los estudios más completos en nuestro país, que ofrece datos sobre los hábitos de vida y las actitudes de los españoles frente al consumo, tanto en general como ante determinadas marcas, productos, y medios de comunicación. En esta ocasión, AIMC ha querido profundizar en “El armario de los españoles en 2021” con el objetivo de conocer, entre otros muchos datos, las principales marcas de moda que compraron a lo largo del año pasado (ropa de vestir, calzado, accesorios, joyería y ropa y calzado deportivos), así como los factores, actitudes y opiniones que motivaron su compra.

Además del precio (72,0%), los españoles señalan la calidad (62,9%) y la comodidad (47,1%) como los tres factores principales a la hora de comprar ropa y accesorios, muy por encima de las rebajas u ofertas, indicado por el 26,7% de los preguntados, el tejido o material con el que están fabricados (14,9%) o la marca, señalado en sexto lugar con un 13,5%.

En cuanto a generaciones, todas coinciden en los mismos factores como el precio, la calidad o la comodidad como sus prioridades, aunque los Baby Boomers son los que más señalan la calidad (65,6%) y la comodidad (53,4%), la Generación X destaca las ofertas/rebajas (30,3%), los Millenials elijen el precio (77,4%) por encima de la otras generaciones, y finalmente la Generación Z son los que más se decantan por la marca (18,3%).  

El Estudio AIMC Marcas 2021 señala que la mayoría de los españoles definen su estilo de vestir como práctico o cómodo (46,2%), seguido de clásico o convencional (22,8%), joven (22,0%) y deportivo, definido por el 8,3% de los encuestados. En cuanto a tendencias, es destacable que respecto a 2019, en los años de la pandemia los españoles se han inclinado por los estilos práctico o cómodo (+3,7  puntos en 2020 y +2,2 puntos en 2021) y deportivo (+0,4 y +1,1 puntos respectivamente), mientras que el estilo de vestir clásico/convencional ha disminuido sus porcentajes (-1,1 y -0,3 puntos respecto a 2019).

En 2021 se ha producido un gran crecimiento de las compras online de ropa y calzado en España, concretamente del 30% con respecto al año anterior y situándose su dato en un 33,0%. Aun así, las compras de ropa y calzado acudiendo físicamente a la tienda, con un 77,4% y habiendo bajado seis puntos este año, siguen siendo la opción mayoritaria y a gran distancia de las compras online.

Las mujeres compraron más ropa online que los hombres: el 37,4% de las mujeres afirma haber realizado compras de ropa por internet, frente al 28,3% de los hombres. Por generaciones, el porcentaje de compras digitales varía en función de la edad de la población: a menor edad, mayor porcentaje de compra online. Así, el 50,8% de los Millenials y Generación Y afirman haber comprado ropa por internet, seguidos por el 42,9% de la Generación Z, el 35,5% de la Generación X y el 21,9% de los Baby Boomers. 

Respecto al calzado, las compras en tienda física caen 6,8 puntos en un año, pasando del 59,8% en 2020 al 53,0% en 2021. Por el contrario, las compras online de calzado han crecido un 41,5% en los últimos doce meses, pasando del 17,1% en 2020 al 24,2% en 2021.  

El Estudio AIMC Marcas 2021 también refleja una caída generalizada en el gasto de los compradores en ropa, complementos y calzado en los dos últimos años, excepto en los relojes de pulsera y el calzado deportivo, que son las únicas categorías que han crecido en este tiempo. 

Así, es destacable el decremento en el gasto de aquellos que compraron ropa de calle para mujer, con un gasto medio de 195,4€ (-31,7€ respecto a 2019); ropa de calle para hombre, con una media de 170,8€ (-34,7€); y los que compraron marroquinería, con una media de 77,9€ (-17,9€). 

Por su parte, los dos gastos que sí han aumentado respecto a 2019 son los relojes de pulsera, con 125,5€ de gasto medio (+8,6 €), un aumento del 7,4 % debido posiblemente al incremento de las compras de smartwatches, y las zapatillas de deporte, que han tenido una subida del 1,7% con 70,4€ de gasto medio (+1,2 €).  

- Contenido relacionado -