ColaCao rinde un particular homenaje al personal sanitario

Gracias. Es lo que ColaCao quiere decir a las miles de personas que se han sacrificado en esta crisis sanitaria en nuestro país. Personas que se han expuesto semana tras semana para cuidar de los demás, para que millones de personas pudieran estar en sus casas con la tranquilidad que no les iba a faltar de nada y que si tenían algún problema alguien les iba a ayudar. Quiere rendir un homenaje a todos estos héroes y heroínas, cuyo esfuerzo y valentía nos ha ayudado a salir adelante: el colectivo sanitario, el asistencial en residencias geriátricas, cuerpos de seguridad del Estado, periodistas, personal de limpieza de instalaciones públicas… Y todos los eslabones de la cadena alimentaria, desde el personal de los supermercados, a los trabajadores de las fábricas de alimentación pasando por agricultores y ganaderos. 

Por ello ha realizado una edición homenaje del mayor de sus iconos – su envase– sustituyendo el logotipo de la marca por un sincero GRACIAS, y creando un diseño exclusivo que quiere agradecer a todos estos héroes- a través de algunos de sus representantes- su implicación en la emergencia. La etiqueta de este bote solidario desplaza los textos y leyendas habituales para dar paso a una ilustración única y exclusiva que refleja a algunos de estos heroicos colectivos, e incluye uno de los símbolos de esperanza que han invadido los balcones de nuestro país: los arcoíris que nos han recordado en todo momento que “todo irá bien”. 

El homenaje incluye a la ciudadanía, con imágenes de personas aplaudiendo, en un guiño a los aplausos espontáneos que han tenido lugar en todos los rincones de nuestra geografía. Las ilustraciones, de marcado carácter infantil, quieren así aplaudir también a los niños y niñas, que con su comportamiento ejemplar durante las largas semanas de confinamiento han dado una lección de vida a toda la sociedad. 

La marca pondrá a la venta una edición limitada de estos envases, cuyos beneficios se van a destinar íntegramente a la Federación de los Bancos de Alimentos de España (FESBAL), una organización que ha resultado fundamental para abastecer a las familias sin recursos o en riesgo de exclusión durante la emergencia sanitaria, y cuyo trabajo no termina al doblegarse la curva de la que tanto hemos oído hablar, sino que le esperan meses muy duros para seguir atendiendo a estos colectivos tras la epidemia. 

Esta iniciativa tan especial se enmarca en el Plan de Ayudas por el Covid-19 de Idilia Foods, en el que la compañía ha donado a organizaciones humanitarias y hospitales más de 120 toneladas de sus productos- resultado de la producción completa de un día de su fábrica, a la que se añadieron varias toneladas de más- y recursos económicos. El aporte económico procedió de la iniciativa de la nómina solidaria, mediante la cual los empleados de la compañía pudieron donar un día de su salario para ayudar en la emergencia sanitaria, cantidad que la compañía triplicó, y que fue destinada a distintos hospitales del territorio nacional.

La campaña de ayudas de Idilia Foods ha sido la de mayor magnitud en su historia, destinando ayudas por valor de más de un millón de euros a organizaciones como la mencionada FESBAL, Cruz Roja, Save the Children Españao Samur Social, 14 hospitales, 5 hoteles medicalizados, administraciones públicas tanto autonómicas como municipales y pequeñas asociaciones humanitarias. Los recursos económicos han sido invertidos por los hospitales receptores en material sanitario y en el refuerzo de sus UCI’s. Las donaciones de producto se han destinado a abastecer a familias sin recursos o afectadas por la crisis económica derivada de la pandemia en todo el territorio nacional, así como a ayudar a los albergues de campaña para las personas sin techo que se habilitaron en Madrid y Barcelona. También se han donado más de 40.000 unidades de productos “listos para consumir” a personal sanitario, para ayudarles a reponer fuerzas tras estas largas jornadas de trabajo a las que la crisis les ha abocado.