Clínica Baviera cambia de color para minimizar el impacto visual para los usuarios

Clínica Baviera, ha sustituido en su comunicación digital su color corporativo, el azul, por grises y negros, con el objetivo de cumplir al máximo, también en redes sociales, su compromiso de cuidar la salud visual de las personas.

Con más de 25 años de experiencia, 60 clínicas propias en España y más de un millón de tratamientos realizados. Ahora, con este gesto que afecta a su imagen en redes, contribuye a minimizar el impacto visual de los usuarios. Precisamente según un estudio de la propia Clínica Baviera sobre “Uso dispositivos electrónicos y molestias visuales”, de septiembre de 2018 con una muestra de 1.403 entrevistados, el uso diario de dispositivos es directamente proporcional a la aparición de molestias visuales en las personas, entre las que destacan la fatiga visual, los dolores de cabeza, la sequedad ocular y la visión borrosa.

La preocupación por el posible impacto del uso de dispositivos en la salud visual llevó a Clínica Baviera a replantear su comunicación en Instagram siguiendo pautas que contribuyeran a disminuir las consecuencias para los ojos de esta exposición prácticamente inevitable en nuestros días.  

Como resultado, la compañía ha modificado en su perfil todos esos códigos que pueden incidir en la fatiga visual de los usuarios, pasando de colores vivos y azules a tonos grisáceos y más respetuosos, respondiendo así con coherencia a su compromiso con la salud ocular.

En línea con este objetivo, en su red social, Clínica Baviera comparte además consejos que ayudan a un mejor cuidado de la vista, zonas de descanso ocular y ejercicios para los ojos, siempre con códigos visuales adaptados y con el fin de proteger a sus usuarios de la fatiga visual.

- Contenido relacionado -