Cinco tendencias para el 2023 que tendrán un impacto especial por Marian Salzman

En general, lo que veremos en 2023 es una tendencia hacia la esperanza y el autoempoderamiento. A medida que aumenten las presiones externas trataremos de adoptar actitudes que encajen en la vida que deseamos llevar, como cuestionar el sistema, normalizar la sostenibilidad y hacer de nuestros hogares santuarios de salud y bienestar.

Al poner la mirada en 2023, vemos razones para el miedo y motivos para la esperanza. Por un lado, tenemos miedo a la cada vez más efímera naturaleza de la realidad: las divisiones entre ricos y pobres tecnológicos y, más recientemente, informados y desinformados son cada vez más profundas. Y es que hemos llegado a un punto en el que lo que uno cree depende cada vez más no de lo que es cierto, sino de lo que uno acepta como verdad dentro de la propia burbuja informativa. Sin embargo, se dan muchas más tendencias emergentes en 2023 que nos dan esperanza. La gente está hastiada y alarmada por todo lo que está ocurriendo en sus mundos y está preparada para contraatacar y cuestionar supuestos arraigados, como el valor de la educación universitaria (especialmente en EE. UU.), la lealtad que se debe a un empresario y los principios fundamentales del capitalismo. Así nos lo explica Marian Salzman, trendsetter y Vicepresidenta sénior de comunicación global de Philip Morris International.

  • Tendencia 1: Perder el control de la realidad

Vivimos en una sociedad en la que la tecnología deepfake, los influencers virtuales, las series producidas por Inteligencia Artificial y los amigos virtuales a la carta están a la orden del día. El interrogante que se nos abre y al que nos enfrentaremos en 2023 y en los años venideros es bien simple: ¿En qué y en quién podemos confiar? Con las nuevas tecnologías, ya no se trata de nuestros ojos y oídos. El auge de la información falsa y la desinformación es tan grave que las Naciones Unidas han instado a los estados miembros a promulgar políticas de apoyo a la alfabetización digital. El DPDR es un trastorno de salud mental que hace que las personas se sientan distantes y se disocien de su sentido de sí mismas, mental o físicamente, y/o tengan una percepción alterada de la realidad. Un tratamiento prescrito habitualmente es la terapia conversacional o psicoterapia. Todo eso está muy bien, pero ¿qué sucederá cuando más proveedores se pasen a los terapeutas de chatbot con inteligencia artificial?

  • Tendencia 2: Todo es una farsa

Ahora que la gente ya no acepta acríticamente los postulados tradicionales del trabajo y el valor de la educación superior, también cuestiona el sistema que todo esto sustenta: el capitalismo. Este sistema económico que se afianzó en Europa a principios del siglo XIX y se difundió por todo el mundo se menciona ahora como la causa de todo tipo de males, desde el cambio climático y la destrucción ecológica hasta las desigualdades económicas y el aumento de los trastornos mentales. Una encuestra realizada por Edelman en 2019 a nivel mundial reveló que el 56% de los ciudadanos coincidía en que el capitalismo, tal como existe hoy en día, hace más daño que bien en el mundo.

  • Tendencia 3: Normalizar la sostenibilidad

La preocupación pública por el cambio climático ha alcanzado un máximo histórico, según una encuesta de GlobeScan realizada en 17 países, en la que el 65% de los encuestados califican la situación de «muy grave«. Se ha llegado a un punto en el que 4 de cada 10 participantes en una encuesta de 2022 realizada en 31 países citan el cambio climático como un factor disuasorio para tener hijos.

En 2023 veremos más innovaciones en materia de conciencia ecológica, como nuevos modelos de reparto, etiquetas de huella de carbono en los alimentos y productos y técnicas de sostenibilidad pasiva como el denominado «asfalto sediento» para zonas propensas a inundaciones, una nueva pintura ultrablanca que reduce la necesidad de aire acondicionado y pequeños bosques urbanos que fomentan la biodiversidad, bajan las temperaturas y reducen la contaminación. En medio de una crisis energética mundial y ante una creciente inflación, cada vez más gente evitará viajar en avión y se decantará por los viajes nocturnos en autobús y tren. 

  • Tendencia 4: La fuerza del sonido

Cada vez con mayor frecuencia, el sonido se ve como una posible solución para, al menos, algunos de los males de la sociedad moderna. Se prescriben baños de sonido y mapeos de sonido para calmar el alma y reducir la ansiedad. Cada vez más personas recurren al ruido marrón para inducir la relajación o mejorar la concentración.

En 2023 continuaremos explorando nuevas (y antiguas) aplicaciones del sonido, como la relación entre la voz y las enfermedades. Los investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud están recopilando datos sobre la voz para desarrollar una IA capaz de diagnosticar enfermedades, desde trastornos neurológicos y autismo hasta cáncer basándose en el habla de una persona.

  • Tendencia 5: Adaptar nuestros pequeños mundos

Las personas crean mundos cada vez más pequeños, centrados decididamente en sus hogares, que actualmente con frecuencia también son sus lugares de trabajo. Además de sentirse a gusto, la gente siente una mayor necesidad de protección contra todo, desde virus mutantes y fenómenos meteorológicos hasta mercados laborales y cadenas de suministro inciertos y responde fortificando sus hogares con la tecnología, el acopio de bienes y las opciones de entretenimiento que cree que precisará para superar cualquier crisis que se avecine.

En 2023 veremos como cada vez más personas convierten sus hogares en santuarios de salud y bienestar. Se prevé que el mercado de plantas de interior supere los 26.000 millones de dólares para 2029, frente a los menos de 18.000 millones de dólares de 2021. Cada vez son más las empresas que producen casetas modulares prefabricadas que pueden servir como espacios para la meditación (o simplemente oasis sin niños). Y cada vez hay más duchas que ofrecen experiencias multisensoriales con tratamientos hidroterapéuticos, ilumina- ción, sonidos personalizados, y mucho más.

- Contenido relacionado -