Cinco errores que afectan al rendimiento web

La velocidad web es un factor clave hoy en día para determinar el éxito o fracaso de una página o eCommerce ya que afecta directamente a la experiencia de usuario, que a la vez es un elemento clave para el SEO. Una página web rápida tiene mejor posicionamiento que una página de similares características con un rendimiento y velocidad menores.

La aparición de los proveedores de hosting especializados ha hecho que la velocidad web y el rendimiento sean muy fáciles de gestionar, ya que gran parte de su tecnología está desarrollada para optimizar y reforzar tanto la velocidad como la seguridad de las páginas web y tiendas online alojadas en ellos, como es el caso de los plugins SG Optimizer y SG Security. Sin embargo, según puso de manifiesto SiteGround en su último Webinar, donde probó el funcionamiento de webs de distintos usuarios, hay una serie de errores comunes que inciden de forma directa en el rendimiento de las páginas web. Estos son los más comunes: 

  • Atención al tamaño y tipo de fichero de las imágenes. Uno de los primeros errores que detectó SiteGround con esta prueba es que la mayoría de los usuarios no tiene en cuenta el tamaño, el tipo de fichero o la compresión de las imágenes. Un exceso de peso provoca que el servidor consuma más recursos, lo que conlleva una disminución de la velocidad. “Las imágenes hay que subirlas con el tamaño adecuado, comprimidas y usando los tipos de fichero más ligeros. Ninguna por encima de 200kb. salvo que haya alguna necesidad de negocio específica”, comenta Jose Ramón Padrón, Country Manager de SiteGround España. 
  • Videos alojados en el servidor. Muchos usuarios suben vídeos de gran peso al servidor lo que tiene un efecto demoledor en las cifras de rendimiento. Los vídeos han de estar presentes en la web, pero han de cargarse desde plataformas de terceros como YouTube o Vimeo.
  • Minimizar ficheros. Los ficheros estáticos como HTML, JavaScript y hojas de estilo (CSS) han de minimizarse. Por ello SiteGround recomienda utilizar plugins que permitan al servidor web leerlos más rápido. 
  • Ficheros borrados o no encontrados. Cuando en la web está referenciado un objeto (foto, vídeo, fichero) y éste no se encuentra porque se ha borrado previamente, accidentalmente o no, el servidor va a invertir más tiempo y recursos para encontrarlo por lo que retrasa la carga de esa página. Es necesario revisar que la web no tiene errores 404 y que se carga en ella lo estipulado en el código.
  • Uso indebido de plugins. En ocasiones, el uso de plugins de forma indebida provoca que muchos de ellos se carguen en todas las páginas de la web cuando a lo mejor son únicamente necesarios en una de las páginas, como es el caso de los formularios, por ejemplo. Por ello es necesario revisar también este apartado. 

“Una gran parte de los usuarios añaden a su página web muchos elementos, en algunos casos no muy útiles, que hacen que la carga sea mayor, haciendo que el fichero principal sea muy grande, pesado y lento. Esto suele ocurrir en tiendas online donde se muestran una gran cantidad de productos, o en blogs donde se muestran muchos artículos”, señala José Ramón Padrón. 

Al margen de estos errores, SiteGround incide en la importancia de utilizar las últimas versiones en todas las capas de software para asegurar la seguridad y un buen rendimiento. Además, recomienda evitar efectos que no aportan nada, con fuentes y tipografías diferentes. Simplemente gestionando estos aspectos, se verá como el rendimiento y velocidad de la web aumenta, con todas las ventajas que ello conlleva. 

- Contenido relacionado -