Campofrío y la UCM analizarán las conductas de compra en el punto de venta

Aproximadamente el 60% del tiempo que permanecemos supermercado lo dedicamos a caminar por los pasillos, y tan solo empleamos unos escasos 25 segundos en la selección de un producto de alimentación, un tiempo que se reduce a 9 segundos en el caso de los productos de charcutería.

Estas son algunas de los datos que se han dado a conocer durante la presentación de la Cátedra ShopperLab, un proyecto de colaboración entre la Universidad Complutense de Madrid y Campofrío para emprender actividades, tanto docentes como de investigación, que ayuden a comprender los mecanismos neurocognitivos, psicosociales y culturales involucrados en la conducta del público en el punto de venta, y que influyen en el momento de la compra.

Tras cuatro años de colaboración y más de 30 investigaciones conjuntas utilizando las técnicas más avanzadas en neuromarketing, los estudios desarrollados entre ambas instituciones se han dirigido a conocer cómo es el proceso de compra del comprador o shopper. Los resultados, que han permitido pasar de la ‘suposición’ a la ‘certeza’, arrojan datos como que el 89% de los consumidores no compra pensando en sí mismo, sino que tiene en cuenta los gustos de su pareja, familia o incluso amigos a la hora de elegir qué productos incluye en su cesta de la compra; o que un 40% de los productos que se encuentran en el lineal del supermercado no reciben ningún impacto visual del comprador.

“La Cátedra ShopperLab será un referente en innovación gracias a la colaboración de una universidad pionera en el campo de la neurocomunicación y de una empresa líder en alimentación, con el objetivo común de mejorar el servicio en los establecimientos de nuestros clientes y facilitar el proceso de compra al consumidor, además de colaborar en el desarrollo de la investigación universitaria aplicada”, afirma Francisco Casassas, Director de Shopper Marketing de Campofrío.

- Contenido relacionado -