‘Cambiar el miedo por esperanza’

Desde La Publicidad hemos elaborado un año más nuestro especial “Anuario”, donde diferentes profesionales del sector hacen balance de un 2020 que ha sido distinto para todos. Hoy es el turno de Urs Frick, Fundador y presidente de Zapping.

Todo empezó con mucha alegría: 2020 era un número mucho más redondo, elegante y memorable que, por ejemplo, 2013 o 2017. Los diseñadores teníamos mucho cariño a este año simplemente porque intuíamos que un número tan perfecto debería traer buenas vibraciones y un empujón final a un decenio horrible (hemos ignorado que 1920 fue símbolo de una época que nadie quiere repetir).

Este año 2020 ha traído mucha inseguridad y angustia que es el peor compañero para un trabajo como el nuestro. No sé si se puede hablar del comienzo de una nueva época como la de hace cien años, pero sí que hemos visto cómo, en solo unos meses, ha cambiado nuestra vida como nunca nos lo pudimos imaginar, y quizás de la misma forma en que se sufrió hace 100 años.  

El problema no solo ha sido y es la angustia de perder la vida, sino también el miedo de perder el trabajo, los clientes, las inversiones. El miedo de caer al vacío, a la nada, a las horas sin llenar, a la falta del futuro, la inseguridad de no mantener el trabajo, incluso con proyectos menos interesantes o peor pagados. 

“Un creativo normalmente crece con el problema y puede conseguir resultados y soluciones sorprendentes”

Estos tiempos que vivimos deberían hacerse sentir mal a cualquier persona, pero aún más a los creativos. Porque para mantener su curiosidad, para mirar más allá, para poner en marcha su talento, que significa atreverse y saltar y apostar por lo distinto, se necesita seguridad. Uno no salta al vacío esperando un trapecio desde una plataforma frágil y en movimiento. Un creativo normalmente crece con el problema y puede conseguir resultados y soluciones sorprendentes. Pero necesita la seguridad de que recibe al final del mes su nómina. Si se le quita esta seguridad, cómo podemos pedirle que vuele y salte. Pedirle grandes ideas, campañas, que ganan concursos, premios, casi es una crueldad.

Nuestro objetivo en Zapping ha sido y es mantener una filosofía que garantice a nuestros colegas y compañeros que tengan un sitio y pueden estar relativamente seguros y tranquilos, porque el negocio va a sobrevivir. Quizás un poco menos que en otros momentos, pero la agencia sigue en marcha y todos seguimos intentando hacer lo mejor posible. Hasta ahora lo hemos conseguido.

El año 2021, que es un número un poco menos elegante, ya nos está enseñando algo que también sabíamos, que la belleza perfecta casi no existe o esconde una quimera. El 2021 nos va traer la vacuna que obviamente va ser la salvación para muchos. Además, va a conseguir que la Unión Europea esté dispuesta a gastar lo que no quería gastar hace 11 años. El 2021 nos quiere indicar que algo nuevo está empezando. Entre otras cosas que el mercado está buscando otra vez el talento creativo de los estudios y agencias. Algunos primeros signos ya se notan. Y con eso sentimos que está cambiando el miedo por la esperanza”.