Cambiar de móvil provoca estrés a más de la mitad de los españoles

La tecnología genera excelentes oportunidades para conectar nuestras vidas, sin embargo, vivimos múltiples situaciones en las que perdemos el tiempo y esto nos frustra, como cuando no nos llega el wifi a toda la casa o cuando no sabemos conectar Netflix a la televisión. Mantenerse a día con la última tecnología o hacer que funciones es en numerosas ocasiones una preocupación; en algunos casos nos enfrentamos a una nueva problemática que los expertos denominan “Tecno-estrés”.

MediaMarkt Iberia presenta el “Informe Tecno-estrés de los españoles”. Un estudio impulsado para analizar la ansiedad tecnológica y las causas que lo provocan basado en los resultados obtenidos en una encuesta on line realizada a 325 españoles de entre 16 y 75 años.

Prácticamente todos los encuestados (88%) afirman sentir estrés -un poco (19,7%), algo (24,6%), bastante (28,9%) o mucho (14,8%)- cuando se enfrentan a la instalación o la reparación de un dispositivo electrónico; y 4 de cada 10 trasladan sentirse bastante o muy agobiados ante una situación de esta índole. Solo el 15% de los hombres y el 10% de las mujeres dicen no estresarse ante un problema tecnológico.

El tecno-estrés es una respuesta inadaptada y con alto coste emocional de la persona, debido a la desconfianza y rechazo a los cambios tecnológicos, generalmente por falta de conocimiento y preparación. Este problema ocasiona inadaptabilidad a la situación y cuando ésta es continua y se produce de manera intensa puede provocar diferentes síntomas como la fatiga, el insomnio, estados depresivos y la irritabilidad, sobre todo cuando le intentan ayudar en ese problema tecnológico”, afirma Patricia Castaño, Psicóloga Clínica y Coach.

“El objetivo es acompañar al cliente en el mundo digital, convertirse en su socio y ayudarle a sacar el máximo partido de la tecnología. En este sentido, nuestras tiendas físicas cuentan con zonas especialmente diseñadas para facilitar las gestiones relativas a servicios”, afirma Alejandro Codina Chief Services Officer de MediaMarkt Iberia.

Nivel de conocimiento tecnológico

A la hora de preguntar sobre su nivel de conocimientos tecnológicos, solo el 6% se considera a sí mismo un “experto” en la materia y estar al día de las últimas tendencias, frente 56% que cree que tiene ciertos conocimientos y el 8% que asegura que carece de conocimientos y siempre pide ayuda. Este desconocimiento tecnológico se acentúa a partir de los 55 años representando un 66% de los encuestados.

Sin embargo, los españoles resultan ser bastante “aventureros” y autodidactas a la hora de enfrentarse a dificultades tecnológicas o electrónicas. Así, un tercio de los encuestados respondieron que ellos mismos se atreven a configurar las opciones de su Smart TV o a realizar las actualizaciones de su antivirus u otros programas. Un 74% de los encuestados afirma tener que recurrir a las instrucciones para configurar o conocer las funcionalidades de las Smart TV, seguido de la configuración de wifi, routers y repetidores de wifi con un 70%.

Los 3 problemas tecnológicos que más estresan a los españoles

Respecto a cuáles son los tres problemas o situaciones que más estresan en el ámbito de la tecnología, un 54% de los encuestados han respondido que el móvil, como dispositivo más extendido en nuestro país, es el que mayores quebraderos de cabeza provoca, en concreto en el momento de cambio a un nuevo terminal y el paso de contactos e información del antiguo al nuevo (casi la mitad de los entrevistados compraron un teléfono móvil en los doces meses anteriores a la encuesta).

El segundo problema tecnológico que más estresa es la primera instalación de un ordenador y su software, casi la mitad de los españoles (48%), seguido por la configuración de una red wifi, situación de estrés para el 46%. 

El segmento más joven consultado (de 16 a 25 años) no mantiene la tendencia general y considera más estresante la configuración de su wifi que la primera instalación de un nuevo ordenador o un el cambio de móvil, tecnologías con los que se siente más cómodo.