Cocoro revoluciona sus reglas

¡Fuera tabúes! Cocoro revoluciona la manera en que vivimos la menstruación, un proceso natural que a muchas personas nos acompaña más de media vida pero que, por desgracia, aún está estigmatizado. Las bragas Cocoro son una revolución en sí mismas porque absorben la menstruación, el flujo vaginal y pérdidas leves de orina. Y además son cómodas, bonitas y reutilizables. Unas bragas para la regla que poco tienen que ver con las bragas de la regla de toda la vida, porque las Cocoro son mucho más que unas bragas bonitas y absorbentes. Son parte de la revolución por la que todas las mujeres estamos luchando: vivir nuestras reglas y disfrutar de nuestros cuerpos con naturalidad y comodidad.

Porque cambiar las reglas también es cambiar una sociedad en la que mostrar la sangre del ciclo se ve como algo sucio, en la que una mancha en el pantalón es motivo de vergüenza, o en la que nos da reparo pedir un tampón o compresa en público. Estas son las claves de la revolución ecológica, tecnológica y feminista de Cocoro:

1. #CambiemosLasReglas luchando contra el cambio climático. Menos tampones y compresas = menos residuos. Se calcula que al año se generan entre 5,6 y 6,4 kg por persona de residuos relacionados con la higiene íntima. Lejos de los productos de usar y tirar, las bragas Cocoro se pueden meter en la lavadora y duran 60 lavados manteniendo su funcionalidad. Además, el diseño se realiza en la sede de la compañía, y la producción es de proximidad y se lleva a cabo en talleres de Barcelona y el Maresme.

 2. #CambiemosLasReglas innovando y apostando por la tecnología al servicio de las mujeres. Cocoro forma parte del movimiento Femtech, que engloba empresas e instituciones que ponen la innovación y la tecnología al servicio de la salud de las mujeres. Y desde la marca llevan a cabo investigaciones de tejidos técnicos adecuados para la menstruación, el flujo vaginal y las leves pérdidas de orina.

 3. #CambiemosLasReglas para ofrecer mejores oportunidades. Cocoro forma parte de la Fashion Revolution, que tiene como objetivo transformar el sector del textil en un entorno más justo y seguro para todos. Parte de la producción de Cocoro se hace en colaboración con Ared, una fundación que trabaja para conseguir la integración social y laboral de personas en situación de exclusión social, principalmente mujeres procedentes de centros penitenciarios y de servicios sociales. Y tú, ¿quieres cambiar las reglas?

- Contenido relacionado -