“Cada vez se educa más en la igualdad”

El empoderamiento de la mujer no es una moda. Surge de la necesidad de dar visibilidad a una problemática que en muchos ámbitos profesionales, sigue existiendo. Techos de cristal, diferencias salariales, conciliación… son algunos de los principales retos a los que se han enfrentado las mujeres en el entorno laboral a la hora de alcanzar puestos de responsabilidad.

Sin embargo, el sector de la publicidad, el marketing y la comunicación cuenta cada vez con más profesionales mujeres, desde directivas hasta emprendedoras que, a través de esta sección especial que lanzamos dedicadas a ellas, hablan de su experiencia en este sentido. Hoy le toca el turno a Paula Bartolomé, directora de Comunicación de Citroën. ¡No te la pierdas!

¿Cuáles han sido los principales escollos que ha tenido que superar para llegar hasta su actual puesto de trabajo?

Tradicionalmente el sector de automoción ha sido muy masculino, lo cual supone una traba adicional para que las mujeres asuman puestos de responsabilidad ya que se cuestiona no sólo su capacidad de mando o de conciliación sino que además se cuestiona si pueden dominar el producto. Generar credibilidad lleva tiempo pero considero que con buenos resultados y generando confianza se puede conseguir.

Decir que a una mujer le cuesta más alcanzar un puesto de responsabilidad, ¿es hacer demagogia o es totalmente cierto?

Es totalmente cierto. Por un lado, en muchos casos implica una renuncia familiar ya que la conciliación en puestos de responsabilidad es muy difícil y suele ser necesario tener una pareja que te ayude formando un equipo. Por otro, requiere que la organización sea consciente de tu capacidad e interés para renunciar.  Afortunadamente ha evolucionado mucho y cada vez es menos complicado.

Como en todas las crisis, en esta del Covid, ¿vuelven a ser las mujeres el sector más vulnerable?

No tengo datos para poder afirmar ese hecho, pero sí que es cierto que los puestos más vulnerables suelen ser los administrativos o de menor responsabilidad en los cuales las mujeres suelen tener un peso importante.

¿Ha notado algún tipo de discriminación salarial en los puestos en que ha desarrollado su labor profesional?

En mi caso he podido tener en alguna ocasión la sospecha pero nunca la certeza ya que nunca he tenido esa información así que sería irresponsable por mi parte reprocharlo.

¿Romper el llamado techo de cristal es posible o solo es un acto reservado a unas pocas?

Creo que parte de nuestras diferencias son consecuencia de la educación que hemos recibido y la educación ha evolucionado mucho. Cada vez se educa más en la igualdad y en la repartición de responsabilidades. Esa forma de pensar va calando en las empresas y estoy segura de que lo que hoy es una situación para unas pocas será más adelante para muchas. Hasta que llegue ese momento considero que es importante que nos ayudemos las unas a las otras a superar esas barreras compartiendo experiencias con mujeres inspiradoras. En ese sentido, yo formo parte de la red de mujeres Women Engaged for PSA (WEP) en la que organizamos mesas redondas con mujeres en puestos directivos, hacemos networking y participamos en talleres para dar a conocer el punto de vista femenino para determinados productos y procesos. Todos podemos aportar para conseguir que dejemos de considerar que la mujer no puede tener un puesto directivo como cualquier hombre.

En su caso particular, la famosa conciliación familiar, ¿ha sido posible a costa de qué?

Yo he priorizado el trabajo porque fui la primera que no pensé que pudiera mantener un puesto en el comité de dirección con menor dedicación. Con la pandemia he experimentado el tele trabajo y he descubierto lo efectivo que se puede ser trabajando desde casa y conciliando mejor. Para mí ha sido un descubrimiento y creo que nos abre muchas posibilidades en el futuro.

- Contenido relacionado -
Artículo anteriorUn día sin comer bien es un día no vivido
Artículo siguienteAbsolut: Solo es suficiente el 100%